26.7 C
San Pedro Sula
jueves, diciembre 1, 2022

Descubra qué tónicos faciales debe usar según su tipo de piel

Debes leer

REDACCIÓN. Es importante buscar productos cosméticos específicos para tratar cada tipo de cutis y mejorar cualquier trastorno cutáneo que podamos tener.

El tónico facial es el producto cosmético que usamos entre la limpieza del cutis y la hidratación. Lo aplicamos sobre la piel con un spray o con un algodón y esperamos a que se seque antes de ponernos la crema hidratante.

Le puede interesar – DE MUJERES | Mantén un cutis perfecto con esta sencilla mascarilla natural

Muchos de nosotros salteamos el paso del tónico facial, a pesar de sus sorprendentes beneficios para nuestra piel.

Sus funciones son las siguientes:

  • Refresca la piel.
  • Mejora su firmeza y tonicidad.
  • Limpia y cierra los poros abiertos.
  • Aporta luminosidad.
  • Equilibra el sebo de la piel.
  • Regula el pH, activa la circulación y mejora la absorción de la crema hidratante.
  • Aporta nutrientes al cutis.
tónicos faciales según tipo piel
El tónico facial puede colocarse directamente en la cara o con ayuda de un algodón.

El mejor tónico facial: ¿natural o químico?

Podemos encontrar muchos tónicos en el mercado. No obstante, la mayoría de ellos no son naturales y contienen ingredientes como el alcohol, que, aunque da sensación de frescor, puede resecar mucho la piel.

Tampoco son nada recomendables los conservantes como los parabenos. Estos podrían causar a largo plazo algunos desórdenes hormonales y otros trastornos.

En cambio, los tónicos naturales, aunque tienen una duración limitada, no conllevan ningún riesgo ni efecto secundario para nuestra salud.

Están elaborados con ingredientes a base de plantas, flores, aceites esenciales y otros productos a los cuales podemos acceder con facilidad. Podemos elaborarlos nosotros mismos y conservarlos durante unos días en la nevera.

Por supuesto, consulta siempre a un especialista en dermatología antes de aplicar ningún remedio casero sobre tu piel. Hay que hacer estudios para llegar a las dosis adecuadas que permitirán el efecto deseado de determinado compuesto. Por ello, te recomendamos acudir a un especialista.

Piel normal

Las personas con la piel normal tienen la gran ventaja de poder usar casi cualquier tipo de tónico, excepto los más astringentes que podrían causar un exceso de sequedad.

Un tónico excelente para ellas es el agua de arroz, es decir, un líquido rico en vitaminas y minerales que obtenemos al dejar en remojo el arroz durante 12 horas.

Este tónico, que dura una semana en la nevera, da una gran suavidad a la piel y ayuda a eliminar impurezas.

Piel seca

La piel seca requiere un tónico limpiador que, a la vez, nutra la piel para prevenir la sequedad y las arrugas. Para ello podemos usar agua con miel de abeja, un producto natural muy beneficioso para la salud y también para el cutis.

Ingredientes:

  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 1 cucharada de miel de abeja (30 g)

Piel mixta

La miel mixta, que combina partes grasas y partes secas, puede beneficiarse mucho con el agua de hamamelis.

Este tónico se obtiene al cocer las hojas de secas de hamamelis y tiene la capacidad de regular la producción de sebo, cerrar los poros y prevenir la cuperosis.

Piel grasa

La piel grasa del cutis requiere un tónico astringente que no sea agresivo. La mejor opción la tenemos en el agua de mar, que deja la dermis limpia y desinfectada. Además, le aporta una gran cantidad de minerales y oligoelementos.

tónicos faciales según tipo piel
Los tónicos faciales son una parte fundamental de rutina de cara.

Piel delicada

Las pieles sensibles y delicadas necesitan un tónico con propiedades calmantes, antiinflamatorias y equilibrantes.

Para lograr estas propiedades tenemos la infusión concentrada de manzanilla, que podemos elaborar en casa de manera sencilla.

Piel madura

El agua de rosas es la mejor opción para las pieles maduras, que requieren un tónico antioxidante que potencie la capacidad regenerativa de la piel.

Piel con acné

Para las pieles que sufren acné debemos usar un tónico específico que no empeore este problema. 

Una buena opción sería el hidrolato de árbol de té, el cual tiene propiedades antifúngicas y antibacterianas. Si no te gusta su olor, puedes usarlo por la noche para que haga efecto mientras descansas. 

Cualquier tratamiento para el acné siempre debería ir acompañado de una alimentación equilibrada, rica en frutas y vegetales frescos y baja en grasas poco saludables.

Estos tónicos caseros son completamente naturales, pero es imposible saber sin estudios cómo reaccionará tu piel. Por este motivo, recuerda lo que ya te hemos dicho: consulta con tu médico antes de iniciar cualquier tratamiento tópico.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp. Haga clic en el enlace: https://bit.ly/2Z2UF3j.

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido