26.2 C
San Pedro Sula
martes, agosto 9, 2022

¿Qué pasa si te quitas las costras de la piel?

Debes leer

Redacción. La costra es la forma que tiene nuestro cuerpo de proteger y ayudar a sanar las heridas. Cuando nos raspamos, rasguñamos o cortamos, las plaquetas intervienen, formando un coágulo, como una especie de pegamento y vendaje protector en la herida, evitando que la sangre u otros líquidos sigan fluyendo.

Conforme el coágulo se endurece y seca, se forma una costra, la cual sirve para proteger el corte o rasguño, manteniendo alejados a los gérmenes, suciedad o cualquier agente externo para que las células debajo puedan cicatrizar, según señala la Fundación Nemours.

De esta forma, con el paso del tiempo se logra crear una nueva capa de piel y la costra cae por sí misma. Este proceso lleva entre una y dos semanas.

costras en la piel
Las costras ayudan a cicatrizar las heridas.

También te puede interesar: Varicela: no es solo sarpullido, conozca más síntomas que se presentan

¿Qué pasa si te quitas las costras?

Además de lo doloroso que resulta en ocasiones, si te arrancas una costra puedes retrasar el proceso de cicatrización y, lo peor, dejar una cicatriz… incluso hay riesgo de propiciar una infección.

Así es, aunque resulte tentador o sientas comezón por la formación de la costra, la Fundación Nemours recomienda no rascarte y mucho menos arrancarla, pues es posible que te lleves contigo la nueva piel que se está formando debajo, provocando que la herida tarde más en curarse.

De paso, si dejas la herida expuesta, quedaría vulnerable a las bacterias o microorganismos y, si no la limpias correctamente, eso podría llevar a una infección.

Finalmente, al arrancar la costra es más probable que tu herida quede con una cicatriz más visible, pues obligas a tu organismo a cicatrizar de forma directa en contacto con el exterior, según señalan especialistas.

Existen casos donde sí puede ser necesario quitar una costra, pero generalmente sucede en heridas grandes con mala evolución y bajo supervisión médica. Por lo tanto, salvo que tu doctor dé otra indicación, la recomendación es evitar arrancar la costra y mantener tu piel humectada para que sane y las costras caigan por sí mismas.

 costras en la piel
Doctores recomiendan no quitarse las costras de las heridas.

¿Qué pasa si no puedo evitar quitarme una costra?

Si tu herida se quedó sin costra, con las manos limpias, lava correctamente la herida, seca con una gasa y deja que se forme la costra de nuevo. También puedes poner una capa de vaselina y cubrir con una gasa.

En caso de haber sido un accidente, la próxima vez cuida que no pase, pero si es algo constante y no solo ocurre con las costras, sino que sientes una inmensa necesidad de “pellizcarte” los granos, arrancarte los “pellejitos” e incluso rascar tu piel sana, podría haber un problema de fondo llamado dermatilomanía.

Fuente: Mejor con Salud.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp. Haga clic en el enlace: https://bit.ly/2Z2UF3j

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido