Sesal usa AstraZeneca; ¿qué pasa en el cuerpo humano si se rompe cadena de frío?

535
qué pasa si me aplican una vacuna dañada
Los médicos hondureños, Mary Vallecillo y Carlos Umaña hablaron con Diario Tiempo.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Recientemente, la docente de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) en Choluteca, Elizabeth Zúniga, aseguró que recibió una denuncia de que no se está respetando la cadena de frío que requieren las vacunas contra la covid-19 de la farmacéutica AstraZeneca.

«Un médico de la capital me pasó la denuncia y está sumamente preocupado, porque estas vacunas pueden ser la diferencia entre la vida y la muerte. Esto considerando la cantidad de casos de COVID-19 que siguen en aumento en el país», expresó la catedrática.

Seguidamente declaró que, quiso compartir la denuncia, porque es un extremo que se debe investigar en virtud de que, en estos días se procedió a la segunda fase de esta campaña de vacunación.

«No se trata de hacer escándalo, sino más bien de investigar, porque es una situación bastante delicada», señaló Zúniga.

Diario Tiempo Digital se dio a la tarea de buscar fuentes expertas para consultar qué reacción puede tener una persona si se le aplica una vacuna que se dañó, por no respetar la cadena de frío.

También, se intentó entablar comunicación con la jefa del Programa Amplio de Inmunización (PAI), Ida Berenice Molina, para dar su versión, sin embargo, no hubo ningún tipo de respuesta de parte de ella.

«No tiene ningún efecto»

Mary Lorena Vallecillo Zúñiga es una reconocida científica e investigadora hondureña que destaca en los Estados Unidos.

Sobre ese caso, la científica hondureña, Mary Vallecillo, dijo que mantener la cadena de frío y de suministro para recibir, almacenar, distribuir y gestionar las vacunas contra la COVID-19 es de vital importancia. Agregó que, eso se hace con el fin de garantizar la calidad, la eficacia, el seguimiento adecuado y la seguridad de estos fármacos.

Por tanto, explicó que todas las vacunas tienen su cadena de frío muy específica. Si la cadena de frio durante el suministro de cualquier vacuna no es la correcta, eso hace que la vacuna pierda la efectividad contra la enfermedad para la cual se diseñó, explicó.

«La OMS ha diseñado el procedimiento de manejo de las vacunas, que inicia por las especificaciones del laboratorio que produce la vacuna, luego el transporte y la logística de la distribución, donde se debe incluir aspectos básicos de almacenamiento y vigilancia de la temperatura de las vacunas de la COVID 19», indicó.

De igual forma, se debe velar por la infraestructura de la cadena de frío y suministro del país, y por la capacidad de almacenamiento y equipos de la cadena de frío del Gobierno, agregó.

También, recomendó hacer uso, en algún momento, de la disponibilidad de almacenes de cadena de frío del sector privado.

Un tratamiento adecuado

Por otra parte, señaló que las características claves y los requisitos en cuanto a la termoestabilidad de las nuevas vacunas es otro aspecto importante a considerar.

«Es significante agregar que las vacunas contra COVID-19 deben utilizarse rápidamente una vez recibidas en el almacén y hay que evitar almacenar la vacuna durante periodos prolongados», agregó.

En el caso de la vacuna de AstraZeneca, estas deben conservarse entre 2 °C y 8 °C según lo establecen las directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para la gestión de las vacunas.

«Cuando a una vacuna no se le da el tratamiento adecuado, por ejemplo, pérdida de la cadena de frío, esta vacuna pierde su efectividad, y no generará la respuesta inmunitaria que se espera. Es decir, que el principio activo de la vacuna simplemente no es funcional y no va a causar ningún efecto», remarcó.

Aseguró que no hay vacunas de primera o segunda categoría, y más allá de los efectos que ya se conocen, no son significativos.

Por tal razón, concluyó que hasta el momento no hay nada que relacione la vacuna de AstraZeneca con formación de coágulos, debido a que la Agencia Europea del Medicamento (EMA), por sus siglas en inglés, recomienda su uso, y algunos países que habían suspendido su aplicación, ya iniciaron nuevamente.

Lea además: Cuatro de cada 10 hondureños dan positivo a COVID-19

«Están satanizando la vacuna»

El presidente de la Asociación de Médicos del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), de San Pedro Sula, Carlos Umaña.

Carlos Umaña, coincidió que la inoculación no tendrá efecto en el cuerpo humano y la única consecuencia será que quedará desprotegido.