24 C
San Pedro Sula
miércoles, julio 6, 2022

Qué debes hacer si te pica una abeja o avispa y eres alérgico

Debes leer

El buen tiempo invita a estar más al aire libre, disfrutando de comidas en el jardín o haciendo excursiones por el campo. Es una de las razones por las que, en esta época, las picaduras de abejas y avispas son más frecuentes.

Lea también: Seis causas y remedios naturales para calmar el dolor de pecho

Las picaduras de abeja y avispa no son iguales

Distinguir a estos insectos no es fácil, pero saber qué cuidados aplicar en caso de picadura y reconocer los síntomas de una alergia es importante para evitar complicaciones.

  • Las abejas son de color marrón con franjas amarillas y tienen pelo en el cuerpo.
  • Los abejorros son parecidos, pero más rechonchos y peludos que las abejas.
  • Las avispas, en cambio, son negras, sus rayas amarillas son mucho más brillantes, su cuerpo es más alargado y con una marcada cintura (de ahí lo de “cintura de avispa”), y apenas tienen pelo.

Pero lo verdaderamente importante es que, al picar, las abejas dejan clavado su aguijón, que es dentado, y luego mueren. En cambio, las avispas pueden retirar su aguijón, liso como una especie de alfiler, y seguir utilizándolo para picar.

Las abejas son las que dejan su aguijón clavado y luego, mueren.
Las abejas son las que dejan su aguijón clavado y luego, mueren.

“El abejorro es mucho menos agresivo que las abejas y no suele picar a no ser que se quiera defender. Su picadura se parece más a la de la avispa, ya que no pierde el aguijón”, explica la doctora Pilar Cots Marfil, jefa del Servicio de Alergología del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo.

¿La avispa asiática es más peligrosa?

La presencia cada vez más numerosa de colonias de avispa asiática o avispa negra en diferentes zonas de España está generando alarma desde hace unos años.

Aunque sus principales “víctimas” son las abejas (cada avispa asiática caza 25-50 abejas al día), si se siente en peligro o amenazada también puede atacar a las personas y ser más agresiva que sus “parientes europeas”.

Pero la doctora Cots aclara que el tipo de veneno de la avispa asiática no es más tóxico, es el mismo que el de la europea. “El problema estriba en el tamaño de esta avispa. Al ser mayor, la cantidad de veneno inyectado también lo es y, por lo tanto, la posibilidad de reacción a dicha picadura, ya sea alérgica a no, es más elevada”.

Qué hacer si te pican

Identificar si lo que te ha picado es una abeja o una avispa es fundamental a la hora de curar una picadura, ya que en caso de que haya sido una abeja lo primero que hay que hacer es extraer el aguijón… y no de cualquier forma.

Cots advierte de que hay que sacar el aguijón lo antes posible porque durante un tiempo continúa inyectando veneno.

Al extraer el aguijón procura no apretar el saco de veneno que hay en el extremo.
Al extraer el aguijón procura no apretar el saco de veneno que hay en el extremo.

Pero para ello no se deben utilizar unas pinzas, ya que al apretar el saco de veneno este se expandiría más rápido.

Según la alergóloga, “la forma más segura de extraerlo es raspando con la uña o con un objeto sin cantos afilados, como una tarjeta”, explica. E ir empujándolo hacia el exterior, hasta que salga completamente.

Una vez extraído el aguijón (si ha sido una abeja), los cuidados son los mismos para todas las picaduras. El Colegio de Farmacéuticos de Barcelona recomienda:

  • Lavar la zona con agua y jabón
  • Desinfectar con un antiséptico.
  • Aplicar compresas frías o hielo envuelto en un paño
  • Si el dolor o el picor no remite, tomar un analgésico o un antihistamínico.

No te fíes de los remedios caseros

Algunos de los remedios populares son de lo más variopintos: desde aplicar desodorante, pasta de dientes, vinagre de manzana o miel hasta un trozo de patata, cebolla, ajo o limón.

Los expertos aconsejan no recurrir a ellos, ya que pueden favorecer la infección de la picadura. Y la doctora Cots apunta que “no suelen ser eficaces y, aunque no sean perjudiciales en sí mismos, pueden retrasar la aplicación de las medidas adecuadas”.

Síntomas de alergia a la picadura de abeja

Según la doctora Pilar Cots, entre el 15 y el 25 % de la población presenta sensibilización al veneno de abejas o avispas. Y un 5-15 % sufre reacciones graves.

Reconocer los síntomas de una reacción alérgica a estas picaduras es clave para recibir atención médica lo antes posible:

  • Inflamación en ojos, boca o cualquier zona separada de la picadura
  • Urticaria, ronchas por el cuerpo
  • Estornudos, picor y mucosidad nasal
  • Lagrimeo y picor de ojos
  • Tos, dificultad para respirar, silbidos en el pecho
  • Mareo, ganas de vomitar, pérdida de conocimiento.

“Estas reacciones pueden ser muy graves, e incluso mortales, y suelen aparecer de forma inmediata, a los pocos minutos de la picadura”, avisa.

¿Se es alérgico a abejas y avispas a la vez?

La doctora Cots explica que se puede ser alérgico a ambos insectos, pero no es lo habitual: “Las proteínas del veneno responsable de la alergia son diferentes en abejas y avispas. A veces ocurre una sensibilización cruzada al tener otras sustancias parecidas que pueden causar alergia, pero es muy infrecuente”.

El alergólogo realiza un estudio mediante pruebas cutáneas y análisis de sangre para confirmar si la persona sufre o no una alergia y a cuál de estos insectos. “Y lo más importante, le explicará el tratamiento adecuado en su caso”.

Cómo actuar ante una reacción alérgica

  • Además de acudir lo antes posible al centro médico más cercano, la especialista recomienda tomar un antihistamínico tipo Polaramine “si por el camino aparecen síntomas en la piel“.
  • Y en caso de dificultad respiratoria, “usar un broncodilatador inhalado tipo salbutamol (Ventolín)”.
  • Cuando aparecen varios síntomas a la vez, se está produciendo una anafilaxia, y el único tratamiento que puede salvar la vida es la adrenalina. Esto sucede en casos extraños.

Para las personas con estas alergias, “existen adrenalinas auto inyectables tanto en dosis de adulto como infantil. El alergólogo pautará la más adecuada y su manejo es muy sencillo”, explica Cots.

La reacción alérgica se produce en minutos y afecta a otras partes del cuerpo.
La reacción alérgica se produce en minutos y afecta a otras partes del cuerpo.

¿El repelente de mosquitos sirve?

No existe ningún repelente específico para abejas y avispas, pero “puede ser de ayuda aplicarse un repelente típico para mosquitos en las zonas descubiertas de la piel si se va a salir al campo en épocas de proliferación de estos insectos (de mayo a septiembre)”.

Prevenir las picaduras

La especialista destaca que la prevención es muy importante:

  • No te acerques a colmenas o panales de abejas ni nidos de avispas. Y advierte a los niños de que no les tiren piedras.
  • Si uno de estos insectos revolotea o se te posa encima, no intentes espantarlo. Permanece quieto o haz movimientos lentos hasta que se vaya.
  • Evita las zonas con basura o restos de comida.
  • No bebas de latas de refrescos que hayan estado abiertas. “Podría haber entrado uno de estos insectos y una picadura en la garganta puede imposibilitar la respiración“.
  • No te pongas colonia ni ropa de colores vivos si vas a pasear por el campo.
  • Utiliza sandalias en la piscina para no pisar las avispas que se acercan a las duchas.
  • Mantén las ventanillas del coche cerradas.
  • Si eres alérgico, lleva el tratamiento adecuado.

Fuente: Saber Vivir.


Nota para nuestros lectores:

🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp. Haga clic en el enlace: https://bit.ly/2Z2UF3j

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido