Pruebas anales de Covid: ¿por qué se usan y cómo funcionan?

336
Pruebas anales de COVID
Por los testimonios que se recogen en redes sociales chinas y en medios internacionales, las pruebas anales para detectar la COVID-19 no dura más de 10 segundos.

REDACCIÓN. China comenzó a utilizar pruebas anales para la detección de la COVID-19 en varias zonas del país. Algunos expertos creen que ese nuevo procedimiento tiene más poder de detección, mientras que otros consideran que las pruebas nasales y de garganta deben ser prioritarias

Pensar en una prueba de detección de la covid-19 nos lleva directamente a pensar en ese palo de la PCR o el test de antígenos que penetra nuestras fosas nasales para recoger la muestra que unas horas después nos dirá si somos positivo o negativo en coronavirus.

Pero ojo, parece que China trae una nueva forma para detectar si hay presencia de coronavirus en nuestro organismo: las pruebas anales. ¿Son efectivas? ¿Por qué el país donde se inició la pandemia comenzó a utilizar estos test?

Nota relacionada: En China se comenzaron a realizar pruebas anales para detectar el Covid-19

¿Mejor detección en las pruebas anales que utiliza China?

El medio Channel NewsAsia, la cadena de televisión china CCTV, confirmó el uso de este método de detección de la COVID-19 en ciertas zonas del país donde aparecieron casos. De esta manera, los sanitarios que encargan de recoger las muestras a los positivos o los posibles casos de coronavirus comenzaron a utilizar hisopos anales en Pekín y otras zonas del país donde se reportan pequeños brotes del virus.

En China cualquier pequeño brote hace que grandes ciudades se cierren y se aíslen del exterior para comenzar a hacer test masivos a su población. Pruebas que, en esta ocasión, nada tienen que ver con las nasales o de garganta se realizan desde que se inició la pandemia hace ya más de un año en este país.

Según las declaraciones del doctor Li Tongzeng, médico del Hospital You’an de Pekín, a CCTV, mediante las pruebas anales se podría aumentar la detección del virus en el organismo.

¿A qué se debe esto? Parece ser que el rastro que deja la COVID-19 en nuestro organismo desaparece antes en las vías respiratorias que en la zona anal. Aunque esta prueba ya se realiza en varias zonas del país, aún no hay constancia alguna de que otros territorios hayan dado luz verde a realizar esta prueba.

Aún así, parece que habría que estudiar todavía si esta técnica es más efectiva que la nasal, tal y como indicaba el doctor Tongzeng, pues otros médicos, como Yang Zhanqiu de la Universidad de Wuhan, establece que las pruebas nasales y de garganta son las más eficientes porque el virus se contrae por esas vías, no por el sistema digestivo, según apunta a ABC News.

Pruebas anales en China: Igual de molesta pero más vergonzosa 

Por los testimonios que se recogen en redes sociales chinas y en medios internacionales, las pruebas anales para detectar la COVID-19 no dura más de 10 segundos, lo mismo que una PCR nasal, y parece ser que es igual de indolora, aunque sí bastante molesta.

La mayoría de comentarios de personas que se enfrentan a esta nueva prueba coinciden en que la sensación prioritaria al hacérsela es de “vergüenza” o “humillación”.

Mientras que el planeta entero se enfrenta a una tercera ola marcada el comienzo del proceso de vacunación y por las nuevas cepas británica y sudafricana, que pueden ser más contagiosas, China parece afrontarla mucho mejor que el resto de países con sus medidas de aislamiento y test masivos en zonas donde se detectan casos, además de PCR y cuarentenas obligatorias para todo aquel que llega al país.

Por el momento queda ver si estas pruebas anales funcionan mejor de lo que lo hacen los test nasales y de garganta que se vienen haciendo desde hace un año y, en caso de que sea un éxito, si se expandiría esa tendencia al resto de países.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0