Propietario de Little French Key habla y desmiente acusaciones de MiAmbiente

414
propietario de Little French Key
Complejo turístico Little French Key, ubicado en la comunidad de French Cay de Roatán.

ROATÁN. Luego del comunicado emitido por la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (MiAmbiente) donde señalan a dos proyectos turísticos por dañar los recursos marinos y operar sin los permisos respectivos, el propietario de Little French Key habla de su experiencia y desmiente las acusaciones.

Kaveh Lahijani, propietario del complejo turístico en Roatán, manifestó que no es cierto que operan sin permisos ambientales y aclaró que están en proceso desde 2013. Sin embargo, las autoridades respectivas no se los han entregado.

«Los poderes políticos locales corruptos tienen empresas competidoras similares que mantienen decomisados los documentos bajo falsos requerimientos», expresó Kaveh haciendo alusión al por qué no tienen sus permisos todavía.

Lea también: Acusan a dos proyectos turísticos de causar daños ambientales en las islas

Agregó que justamente esta semana estuvieron en comunicación con los encargados para que de una vez entreguen los permisos. «Esto es solo un abuso de los poderes políticos locales corruptos y si nos fijamos en el comunicado no tiene nombre ni firma».

Sobre las acusaciones de daños al Parque Nacional Marino de Islas de la Bahía dijo que cualquier persona que entre a nadar los ocasiona. En ese sentido, explica que en Little French Key hicieron estudios de impacto, mitigaciones, multas, les piden permisos y ponen excusas sobre aspectos como el bien o mal que el proyecto hace.

No obstante se cuestionó si lo mismo ocurrió con otros proyectos turísticos como Anthony Keys, Dolphin Encounter, Maya Key, Dry Dock, Mahogany Bay y Dynamited Reef.

Al tiempo, Kaveh preguntó: «¿Son inmunes los políticos locales? Porque ellos también son dueños de negocios turísticos y hay conflicto de intereses». También agregó que están dispuestos a estudios siempre y cuando sean claros y honestos.

Tomaron su dinero y no hay permisos

«Estamos dispuestos a cumplir con todas las regulaciones, estudios y recomendaciones que puedan presentar de forma honesta y clara. Después de todo, lo que queremos hacer es operar el mejor destino turístico en todo Honduras, teniendo en cuenta la amabilidad con el medio ambiente, los animales y los locales. ¿Por qué querríamos dañar algo en lo que hemos invertido e invertido? No tiene sentido», añadió el propietario.

Por otra parte, dijo que como Little French Key, hay otros complejos operando sin permisos ambientales debido a la tardanza de las autoridades. Sin embargo, solo ponen la vista en su proyecto porque tiene mucho éxito y hay personas envidiosas, aclaró.

«Si solicitas un permiso y ellos toman tu dinero pero no dicen sí o no. Simplemente quedas en el limbo, ¿cómo funciona eso?», preguntó, dejando claro que entregó el pago completo por los permisos, las autoridades lo tomaron pero no entregaron los documentos.

Finalmente estableció que tienen la mayoría de los permisos en orden pero hay algunas que están en proceso por situaciones ya descritas.