El hondureño y promotor artístico, Romeo Barrientos, necesita ayuda para salvar su vida

985
Romeo Barrientos COVID
A pesar de todo lo sucedido, expresó que agradece a muchas personas que le están colaborando.

SAN PEDRO SULA, CORTÉS. Romeo Napoleón Barrientos Mejía es un hondureño de 39 años de edad, y se encuentra hospitalizado en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), de la zona norte del país.

En un contacto realizado con Diario Tiempo Digital reveló el dilema que ha enfrentado desde que empezó a sentir síntomas debido al virus del COVID-19.

Él compartió que ha trabajado desde hace 2 décadas como promotor artístico formando cuadros de danzas folclóricas, grupos coreográficos y ha hecho teatro con población infantil y juvenil.

Siguió expresando que con los grupos de danzas folclóricas representó al país en giras internacionales.

Síntomas del COVID

«Desde el 29 de diciembre me dieron inicio los síntomas de COVID y ya para el 3 de enero estaba siendo hospitalizado en el Instituto Hondureño de Seguridad Social de San Pedro Sula», manifestó.

«Acá las atenciones de todo el personal han sido excelentes, pero se carece aún de personal, hay tantos enfermos que no se dan abasto pues el hospital está colapsado. Acá a diario mueren personas, durante el día se sufre escuchando la agonía de otros enfermos, los médicos corren de un paciente a otro, aplicando sus conocimientos para tratar de conservarles la vida, la vida que a veces uno mismo no supo valorar allá afuera creyendo que el COVID no nos iba afectar», externó.

El hondureño exteriorizó lo siguiente: «Acá se ocupan muchas cosas, pañales para adultos, toallitas húmedas, mascarillas quirúrgicas, y mucho más». Asimismo, enlistó que se necesitan medicamentos como el LEVOPRONT y otros.

Puede interesarle: Cifras del coronavirus| ¿Por qué usaremos mascarilla después de vacunación contra el COVID?

Mensaje enviado

«Ojalá la gente que está afuera de los hospitales recapacite y se cuiden así mismos y cuiden a sus familiares», mencionó.

Romeo Barrientos dijo que «no es lo mismo tener los síntomas de COVID, a tener que estar entubado con oxígeno las 24 horas del día y acá dentro no hay visitas, no se puede ni hablar porque uno se cansa, un leve movimiento en la misma cama lo cansa a uno».

Sostuvo que tener a la par o enfrente a otro enfermo y de un momento a otro verlo fallecer «es duro y se requiere tener nervios de acero para asimilar todo. Acá se vienen los recuerdos de nuestros padres, de nuestros hijos. Estando acá tan cerca de la muerte deseamos reconciliarnos hasta con nuestro peor enemigo. No hay nada peor que estar a la par de la muerte», comentó-

A pesar de todo lo sucedido, expresó que agradece a muchas personas que le están colaborando en lo que necesita. Él lleva todo el mes de enero hospitalizado, y desde el 29 de diciembre le empezaron los síntomas.

Este hondureño recibió el Año Nuevo con esta enfermedad, y desde entonces está batallando por su vida. Reveló que según una tomografía, la neumonía le afectó el 75 % de ambos pulmones.

«La situación acá dentro es caótica, no hay cupos, este centro ya colapsó y a diario he visto fallecer muchas personas», reiteró.

Si usted posee interés en ayudar a este hondureño, puede hacerlo a través del número de teléfono 9501-6789. Ellos también compartieron la siguiente cuenta que tienen en la agencia Ficohsa, y el número es 20001080 4484.


Nota para nuestros lectores: 

🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el siguiente enlace: http://bit.ly/2LotFF0.