La Asociación Profesional de Golf femenino de Estados Unidos (LPGA) estableció para sus jugadoras un código de vestimenta que comienza a regir desde hoy donde se prohíben, entre otras cosas, los escotes y minifaldas.

En este polémico reglamento, enviado a todas las jugadoras vía correo electrónico, se establece incluso el largo que deben tener las faldas para que puedan ser utilizadas. En el caso de las poleras, también definen la longitud para evitar cualquier descuido.

Tampoco las participantes podrán llevar collares o colgantes mientras participen en algún torneo organizado por LPGA«Este código intenta reflejar una imagen positiva del golf. Son pequeños cambios que fueron charlados con las jugadoras», explicó la organización.

Quien incumpla este nuevo código, recibirá multas económicas. En caso de incumplir por primera vez, la jugadora deberá pagar mil dólares.

Con esta nueva norma, la LPGA busca hacer que las jugadoras se presenten de «forma profesional. Esto para reflejar una imagen positiva para el juego, según detalló Heather Daly-Donofrio, directora de comunicación.

Por el lado de los hombres, la norma los afecta en menor medida. Con el detalle de los vaqueros rotos y el uso obligado de ropa con cuello (polos o camisas).

https://www.instagram.com/p/BTXWhMmgV9c/

Rechazo

Históricamente, el golf es un deporte en el que la participación de la mujer es cuestionada. El Masters de Augusta fue uno de los primeros torneos en abrir sus puertas a dos socias, hace apenas cinco años atrás.

Actualmente, el porcentaje de golfistas mujeres continúa por debajo del 15 por ciento. La petición de las competidoras para participar en un Masters de Augusta femenino se vio ignorada.