Programa Monetario anuncia que la economía crecerá entre 3.3 por ciento

277
Programa Monetario
Este año el Producto Interno Bruto tendrá un crecimiento económico entre 3.3 y 3.7 por ciento.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Según el Banco Central de Honduras (BCH), este año el Producto Interno Bruto (PIB), tendrá un crecimiento económico entre 3.3 y 3.7 por ciento. Esto de acuerdo al nuevo Programa Monetario 2019-2020.

Sin embargo, la posición externa continuaría fortalecida, con un déficit en cuenta corriente inferior al del año pasado; y con una cobertura de reservas internacionales para cinco meses de importaciones.

“Tenemos pronósticos conciliados de las perspectivas para estos dos años”, señaló  el presidente de ese organismo, Wilfredo Cerrato. De igual manera, esa proyección es menor en comparación al 2018 cuando el PIB se expandió 3.7 por ciento.

Además, el presidente del BCH recordó que ese apogeo fue inducido por el consumo e inversión del sector privado. También influyó la demanda de productos nacionales, especialmente de bienes para transformación o la maquila.

Por lo anterior, se demuestra una evolución en el Programa Monetario principalmente en variables macroeconómicas, lineamientos y medidas de política monetaria.

Del mismo modo se observó un menor crecimiento en 2018 en comparación con el año 2017. Esta situación se dio por el debilitamiento de economías como las de Europa y Asia.

Lea también: BCIE interesado en nanciar rescate de la ENEE y volverla sostenible

Desaceleración

Las medidas comerciales tomadas por Estados Unidos y China, afectaron en gran manera ya que se volvieron más restrictivas; y eso conllevó a una desaceleración del crecimiento mundial para los años 2019 y 2020.

En el entorno local, la inflación total se asentó en 4.22 % a diciembre del 2018, eso debido a la disminución interanual en los precios de los comestibles. Pese a ello, el BCH indicó que inflación se mantendrá por encima del punto medio del rango de tolerancia durante 2019 y 2020.

La desaceleración que está prevista en los precios de los combustibles, así como las pocas presiones de demanda agregada, resulta en la moderación en las actividades económicas.

Es de resaltar que mientras el BCH cumpla su meta de mantener el valor interno y externo de la moneda, se podría garantizar la estabilidad de precios.