Privados de libertad dramatizan la pasión y muerte de Jesucristo

74
Privados de libertad
Los reclusos a nivel nacional evocaron la pasión, crucifixión y resurrección de Jesucristo.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La cárcel no fue impedimento para que los privados de libertad celebrarán las actividades de Semana Santa. Esto en conjunto con las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario (INP) y la Pastoral Penitenciaria

Los reos fueron participes de misas, jornadas de oración, Vía Crucis y otras labores litúrgicas.

De igual forma, en varias instituciones penitenciarias a nivel nacional se realizó la respectiva conmemoración al amor de Cristo.

Lea también: Viernes Santo: hondureños se vuelcan a las calles para presenciar los Vía Crusis

Centros Penitenciarios a nivel nacional conmemoraron la Semana Santa

Los miembros de la Pastoral de la Iglesia Católica realizaron diferentes actividades en todos los centros penitenciarios. En el Centro Penal de Olanchito, Yoro, los feligreses lavaron los pies de algunos de los reclusos.

De acuerdo con la historia de Jesucristo, se recapituló los momentos más significativos de la pasión de Cristo. Entre ellos, el momento donde lavó los pies de sus discípulos, sabiendo que sería crucificado.

Por su parte, en Santa Rosa de Copán, el Obispo Darwin Andino y el Padre Johel Mendez realizaron un a misa en el recinto penitenciario.

Del mismo modo, los internos desde muy temprano se presentaron a la capilla de su centro carcelario para recibir la palabra de Dios antes de seguir con las demás actividades.

Evocación al Vía Crucis

Asimismo, en algunos establecimientos los reclusos dramatizaron el vía crucis y las siete estaciones. Por su parte, las mujeres internas protagonizaron el papel de la Virgen María, María Magdalena y las demás mujeres que lloraron el sufrimiento de Jesucristo.

Uno de los devotos declaró que «estar privado de libertad no quita nuestra creencia, no olvidamos a cristo».

Además, otro recluso manifestó que «hemos cometido errores como todo mundo. Aquí estamos pagando por lo que hicimos, al quedar libres no volveremos a fallar y seremos parte de la solución».

Lo principal es dar fortaleza a los valores espirituales

Los miembros de la Pastoral Penitenciaria de la Iglesia Católica señalaron que esta labor beneficia a los privados de libertad. Agregaron que todos los reclusos a nivel nacional refuerzan sus valores espirituales y el conocimiento de Dios a partir de su participación.