REDACCIÓN. El asesino de un periodista en la zona norte de Honduras fue condenado a 15 años de reclusión.

Se trata de Fernando Banegas Velásquez, quien aceptó ser el autor material del crimen contra el comunicador de Radio Sulaco, Franklin Johan Cruz Isaula. 

El proceso se desarrolló en el Tribunal de Sentencia de El Progreso, Yoro. Esto, por parte de fiscales de la sección de investigación de muerte de personas pertenecientes a grupos sociales vulnerables de la Fiscalía Especial de Delitos Contra la Vida (FEDCV).

Tras concluir el proceso de investigación, se logró establecer que el hecho ocurrió el 12 de mayo de 2015. Lo anterior, cuando el locutor animaba una fiesta de cumpleaños, al concluir el agasajo, Cruz Isaula, quien era no vidente salió hacia su vivienda, aprovechando esa condición el asesino lo atacó al lanzarle una piedra en la cabeza. Por lo que este cayó al suelo, donde siguió atacándolo con un arma blanca tipo cuchillo.

En seguida, Banegas Velásquez al verlo ya sin vida lanzó el cuerpo de la víctima al Río Sulaco.  Además, un día después del hecho personas que pasaban por el lugar vieron el cadáver del locutor. Fue entonces cuando llamaron a las autoridades competentes para que se realizaran el respectivo levantamiento de ley.

CASO DE PERIODISTA NO VIDENTE

Según el artículo 322 del Código Procesal Penal, la figura de estricta conformidad es procedente antes de iniciarse la práctica de la prueba en un juicio. Esto, cuando el acusador y la defensa con la aquiescencia de quien se acusa piden al tribunal que dicte sentencia.

Además, aplicando al imputado la pena que en ese momento se solicite. Lo anterior, de acuerdo con el escrito de acusación inicial. También, con la modificación que en este momento se proponga, pena que en ningún caso podrá ser inferior. Esto, al mínimo que señala el Código Penal para el delito o concurso de delitos de que se trate.

Imagen en vida del periodista que fue asesinado en Sulaco, Yoro, del otro extremo su madre.