22.8 C
San Pedro Sula
sábado, febrero 24, 2024

Premio Nobel de la Paz critica el «régimen religioso tiránico y misógino» de Irán

Debes leer

Redacción. La activista iraní Narges Mohammadi, actualmente encarcelada en su país, criticó este domingo el «régimen religioso tiránico y misógino» de Irán en un discurso leído por sus hijos, que aceptaron el prestigioso premio Nobel de la Paz en su nombre en Oslo.

Mohammadi, que protesta contra el uso obligatorio del velo para las mujeres y la pena de muerte en Irán, resultò detenida y condenada en numerosas ocasiones en las últimas décadas. Desde 2021 está encarcelada en la prisión de Evin en Teherán, por lo que no pudo recibir el galardón en persona.

Premio Nobel de la Paz critica el "régimen religioso tiránico y misógino" de Irán
La activista de 51 años ya contaba con un nombramiento de ganadora del Nobel de la Paz en octubre.

Sus mellizos de 17 años, Ali y Kiana, vestidos de negro, aceptaron el premio durante la ceremonia en el ayuntamiento de la capital de Noruega y leyeron un discurso que logró transmitir desde la cárcel.

«Soy una mujer de Oriente Medio, de una región que, aunque es heredera de una rica civilización, se encuentra actualmente atrapada en la guerra y presa de las llamas del terrorismo y el extremismo», afirmó en su mensaje, escrito «detrás de los altos y fríos muros de una prisión».

«Soy una mujer iraní que se siente orgullosa y honrada de contribuir a esta civilización, que hoy es víctima de la opresión de un régimen religioso tiránico y misógino», añadió, instando a la comunidad internacional a hacer más por los derechos humanos.

En su ausencia, un asiento quedó simbólicamente vacío, coronado por su retrato.

Narges Mohammadi

La activista de 51 años fue nombrada ganadora del Nobel de la Paz en octubre «por su lucha contra la opresión de las mujeres en Irán y su combate por promover los derechos humanos y la libertad para todos».

Es una de las principales figuras del movimiento de protesta «Mujer, Vida, Libertad» en Irán, desencadenado por la muerte bajo custodia policial, el año pasado, de Mahsa Amini, una kurda iraní de 22 años detenida supuestamente por vulnerar el estricto código de vestimenta que rige en el país para las mujeres.

Le puede interesar: Jon Fosse gana el Premio Nobel de Literatura 2023

«El hiyab obligatorio impuesto por el gobierno no es ni una obligación religiosa ni un modelo cultural, sino un medio de controlar y someter a toda la sociedad«, reiteró Mohammadi el domingo, calificándolo de «vergüenza gubernamental».

En el discurso leído ante la familia real noruega, la activista describió una República Islámica «esencialmente ajena a su ‘pueblo'», denunciando la represión, el sometimiento del sistema judicial, la propaganda y la censura, el nepotismo y la corrupción.

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

[wp-rss-aggregator feeds="cronometro"]
error: Contenido Protegido