Portavoz de las FFAA niega que sus soldados sean «marihuaneros»

472

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Tras el revuelo provocado por el vídeo de los supuestos «militares marihuaneros», el portavoz de las Fuerzas Armadas (FFAA), José Domingo Meza, negó el hecho y defendió a sus soldados.

Según el vocero, ninguno de los militares expuestos en el vídeo consumió el alucinógeno. En sus declaraciones reiteró que fumar marihuana «está prohibido en la legislación del país»; para el capitán de navío el vídeo solo es «una publicación maliciosa».

Asimismo, garantizó que los militares «machacados en las redes sociales», fueron plenamente identificados. Expresó que se les realizó una prueba de detección de drogas la que resultó negativa.

Sin embargo, aunque Meza buscó apaciguar las aguas, las cascadas de comentarios  despectivos contra los castrenses parecen no terminar. «Para eso quitan las drogas para chingarselas ellos» y «chafas marihuanos» son algunos señalamientos.

Así mismo los internautas garantizaron que por «la forma en que se fumigan», «por eso ni el lacrimógeno les hace nada». Incluso ciertos perfiles llegaron a «coincidir» en que «el Hombre los abastece».

Lea también: Embajada de Canadá cuestiona que en carros de Salud se transporten militares

En el ojo del huracán 

Cabe recordar que no es la primera vez que los integrantes de las Fuerzas Armadas se convierten en el centro de atención de los hondureños en las redes sociales.

De hecho, a principios de febrero del año en curso dos supuestos milicos protagonizaron un escandaloso vídeo sexual. En el material audiovisual, sumamente explicito, uno de los soldados llegó a consultarle «a su pareja», «¿dónde querés la leche?.

En esa ocasión, las redes sociales también explotaron; incluso hasta la fecha se desconoce con exactitud si los militares que pusieron a «descargar sus rifles», fueron sancionados, tampoco se conoce a qué destacamento pertenecen.

Más allá de los escándalos provocados por las actividades «extracurriculares» de los uniformados, debe mencionarse que también permanecen bajo la lupa de múltiples organizaciones defensoras de derechos humanos.

Y es que en reiterados comunicados, los militares han sido vinculados en agresiones represivas contra manifestantes, incluso hasta han sido señalados de ultimar a opositores del gobierno de turno.