Portación ilegal de armas entre los delitos más comunes en Honduras

1437

TEGUCIGALPA. Entre los delitos más comunes que atiende el Ministerio Publico (MP) en los últimos días esta el de portación ilegal de armas, de los cuales presenta varios procesados legalmente últimamente.

En Juicio Oral y Público la Fiscalía de Delitos Comunes obtuvo sentencia ondenatoria contra Keiler Raúl Rovelo por los delitos de posesión de drogas y ocultamiento de vehículo, expediente judicial que se conoció con el número 10-424-15.

En lo que respecta a los resultados de las audiencias iniciales recientes, el reporte establece que William Joel Reyes Medina recibió un sobreseimiento provisional por el delito de robo y auto de formal procesamiento por portación ilegal de armas por lo cual se le dictó la medida de prisión preventiva.

El expediente 1078-2016 acredita que a Jesús Manuel Sambrano por el ilícito penal de Robo en su grado de ejecución de tentativa, se le dictó auto de formal procesamiento con la medida de prisión preventiva.

Mientras que a Dilmer Antonio Martínez Fúnez se le sigue un proceso por portación ilegal de armas y tráfico ilícito de droga, en la audiencia inicial respectiva, recibió por parte del juez competente auto de formal procesamiento por facilitación de medios de transporte para el tráfico de drogas y portación ilegal de armas.

En otros casos, a Gil Núñez Espinoza, William Josué García Chávez también se les acusó por portación ilegal de armas, al primero se le dictaron medidas distintas a la prisión preventiva y al segundo prisión preventiva.

Jason Raniero Flores Aguilar y Heidi Leticia Estrada Ortiz son acusados por la Fiscalía por los delitos de ocultamiento de vehículo, auto motor robado y desarme de vehículo por lo cual fueron enviados a prisión.

A David Samuel Bonilla Barrientos la autoridad judicial competente le hizo de su conocimiento la declaratoria de reo. Todos estos expedientes se encuentran en la etapa preparatoria del proceso penal y dentro del término que la ley dispone pasarán a la Etapa intermedia tal y como lo precisa el artículo 265 del Código Procesal Penal.