Porfirio Lobo sobre el desfalco del IHSS: «mentira, nadie sabía nada de eso”

424
Porfirio Lobo
Porfirio Lobo asegura que su versión fue solo una broma en ese momento.

Tegucigalpa. El expresidente de Honduras, Porfirio Lobo Sosa, aseguró este día que cuando dijo en 2014 que él conocía lo que estaba pasando en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), solamente fue una broma.

Además, Sosa dijo que el proceso legal en contra de su esposa, Rosa Elena Bonilla de Lobo, ha tenido bastantes “vicios de ilegalidad”.

El exmandatario hondureño vertió estas declaraciones en el programa “La Tarde” de la radio HRN este miércoles.

En ese sentido, Porfirio Lobo lamentó también que a su esposa la exhibieron de manera exagerada.

También, Lobo Sosa habló sobre su relación con el actual presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández; así como con otros políticos que se han preocupado por la situación que está pasando.

Golpe a la familia

El exmandatario afirmó que este problema ha sido un golpe muy duro para su familia.

“Es complicado; la familia se golpea mucho”, dijo Lobo Sosa a esta radio local.

Asimismo, manifestó que el proceso “desde el principio presentó muchos vicios de ilegalidad que no correspondían”.

Planificado

Asimismo, Porfirio Lobo recordó que a él le avisaron días antes que cinco personas se reunieron en Casa Presidencial para entregar a su “Rosa” a la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH).

Lea  también: Hermano de Mario Zelaya es acusado en EE.UU de lavar más de 1 millón de dólares del IHSS

Sobre estas personas, no quiso revelar los nombres; solamente afirmó que con el tiempo se sabrá quiénes son.

«Jamás voy a revelar» el nombre de la persona que le dijo que sacrificarían a Rosa, aseveró Sosa.

Además, lamentó que cuando capturaron a su esposa la exhibieron de una forma exagerada.

“A Rosa la humillaron y la exhibieron con los grilletes con mucho exceso; los otros que estaban en lo mismo no estaban así”, afirmó el exmandatario.

Apoyo

Porfirio Lobo
Lobo Sosa fue sincero y dijo que el mandatario hondureño no lo ha llamado para solidarizarse con él.

Por otra parte, Porfirio Lobo aseguró que ha recibido muchos mensajes de solidaridad por parte de amigos políticos.

Entre los que destacó el exmandatario, fue precisamente la comunicación que ha tenido con el también expresidente, José Manuel Zelaya Rosales.

“Mel es muy atento. Mi amistad con él es de muchos años; con él ha habido una amistad, y somos del mismo lugar y nos comunicamos”, reveló el exmandatario.

Asimismo, sobre su relación con el actual mandatario, Porfirio Lobo manifestó que en ningún momento ha tenido comunicación con él desde que inició el caso de su esposa.

“El presidente no se ha comunicado con migo; cuando se dan esas cosas los presidentes no dan información”, dijo.

Por otra parte, cuando se le preguntó si demandaría al Estado de Honduras si se comprueba la inocencia de su «Rosa»,  Sosa no afirmó tal situación, dando a entender que no lo haría.

Rosa Elena en la cárcel

También, sobre el estado de Rosa Elena en la cárcel, el exmandatario afirmó que ella se ha acostumbrado al lugar.

Asimismo, afirmó que ella ha conocido muchos casos sobre las privadas de libertad en el Centro Femenino de Adaptación Social (Cefas). De tal manera, ha aprendido a conocer a esas personas, y lo que más lamenta es que muchas mujeres dejan a sus hijos y familias cuando son llevadas a ese lugar.

Una broma lo del IHSS

Porfirio Lobo también dijo que cuando ofreció declaraciones hace unos años en el aeropuerto Toncontín para asegurar que conocía sobre el descalabro al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), solo fue una broma cuando dijo que él ya conocía lo que pasaba.

“Ahí fue una tontera mía que me puse a hablar papadas después de la presidencia, como decimos los políticos a veces en el aeropuerto”.

“Yo le hice una broma a los periodistas en el aeropuerto en 2014; mentiras nadie sabía nada de eso”, afirmó.

“No es cierto que yo supiese la profundidad de ese problema que ha tardado años en desenredarse”, dijo.