¿Qué es y por qué ocurre la demencia metabólica?

64
por qué ocurre la demencia metabólica
La demencia metabólica puede estar causada por numerosos trastornos, como los tiroideos o la diabetes.

REDACCIÓN. La demencia metabólica, como su propio nombre indica, es un tipo de demencia secundaria a un trastorno del metabolismo. El metabolismo comprende todos los procesos químicos y físicos que tienen lugar en el organismo y que nos permiten vivir.

Se define como un deterioro de las funciones cognitivas. Afecta al pensamiento, la memoria y las habilidades sociales. Tanto, que acaba interfiriendo en las actividades cotidianas y hace que una persona pierda progresivamente su independencia.

Lea también- El café ayuda a bajar de peso; conozca todos sus beneficios

La demencia metabólica, como se señaló, es aquella que se desarrolla a raíz de una enfermedad metabólica. Es un tipo particular de demencia cuya prevalencia es muy alta, debido a que algunas de sus causas son trastornos muy frecuentes.

Los análisis de sangre permiten medir las concentraciones hormonales y de electrolitos para detectar causas de demencia.

La demencia metabólica puede estar causada por numerosas enfermedades. Por ejemplo, los problemas de la glándula tiroides o la diabetes.

La demencia como tal comprende un grupo de síntomas que interfieren a la vida cotidiana. Se produce un deterioro progresivo de la capacidad para pensar, para relacionarse y para memorizar.

El problema es que muchos trastornos metabólicos cursan de forma casi asintomática y actúan como enfermedades silenciosas. Es el caso de la diabetes. Esto hace que el paciente, a menudo, tienda a desestimar la gravedad de la situación.

Estos trastornos suelen caracterizarse por la desregulación de ciertas sustancias en el organismo. Cuando algunas se acumulan o, por el contrario, son deficitarias, es posible que se genere un daño en muchos tejidos. Uno de los más afectados es el cerebro.

¿Qué síntomas presenta?

La demencia metabólica, al igual que la mayor parte de las demencias, suele cursar de forma progresiva e insidiosa. Algunas personas no son conscientes de la afectación. Sin embargo, es posible que aparezcan momentos de lucidez en los que se percatan.

La demencia metabólica puede tener síntomas preliminares. Son aquellos que alertan del deterioro cognitivo. Por ejemplo, es frecuente que se pierdan objetos o se olviden detalles del día a día.

Muchos pacientes comienzan a tener problemas en el lenguaje y pierden el interés en las cosas que antes disfrutaban. Poco a poco se desarrolla una dificultad para realizar tareas cotidianas, como cocinar.

Pueden convertirse en personas violentas, con conductas infantiles o que rehúyan el contacto social. En fases avanzadas suele ser necesario que alguien cuide de ellos y les ayude a mantener su higiene o alimentarse.

Los síntomas iniciales de la demencia pueden ser imperceptibles o pasarse por alto en personas mayores.

¿Qué causa la demencia?

La demencia metabólica es causada por numerosos trastornos diferentes. Hemos hablado de la diabetes, cuya relación más importante son las hipoglucemias frecuentes. Otras causas son: Trastornos de la glándula tiroides y paratiroides, demencia metabólica por trastornos nutricionales, trastornos endocrinos y porfiria y demencia metabólica.

El tratamiento de la demencia metabólica se orienta en función de la causa. No obstante, en muchos casos el problema ya está muy avanzado y no hay forma de revertir el daño.

Información verificada en blog «Mejor con Salud».


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0.