Por la inseguridad y la desesperanza, mañana inicia nueva caravana de migrantes hacia Estados Unidos

344
Nueva caravana de migrantes hacia Estados Unidos.

Cortés, Honduras. La inseguridad y la desesperanza que sufren miles de hondureños, ha provocado que un nuevo grupo de compatriotas formen otra caravana de migrantes hacia Estados Unidos.

Al menos 560 personas se encuentran hoy durmiendo en las aceras de la Central Metropolitana de San Pedro Sula, de donde fueron sacados. También les negaron los sanitarios y los tomacorrientes para cargar sus teléfonos.

Pero lo anterior no los detendrá, ni el miedo a lo desconocido, mañana antes del amanecer iniciarán una riesgosa peregrinación hasta Chiapas, México, en busca de refugios.

Cabe destacar que estos catrachos, quienes caminarán centenares de kilómetros, son originarios de distintas zonas del país: Colón, La Ceiba, Tegucigalpa, El Progreso, entre otros; según relató el exdiputado y periodista Bartolo Fuentes en su cuenta de Facebook.

«Algunos se van para proteger su vida», otros para evitar que niños y jóvenes sean reclutados y «obligados a pertenecer a maras y padillas».

Por otro lado las niñas también «pueden ser víctimas de ataques» de parte de los delincuentes. Ellos «van a huír de este país, donde no se les da una oportunidad para vivir mejor», detalló Fuentes, quien será un relator de esta travesía.

Estas personas decidieron caminar hasta la ciudad de Tapachula, Chiapas. Allí van a solicitar permisos al gobierno mexicano para transitar por su país hasta EUA.

Causas por las que se van

Son múltiples las razones por las que hombres, mujeres y niños (incluso bebés) tienen que emigrar de Honduras; las principales son desempleo y violencia.

Una mujer progreseña dijo que huye de su esposo que es alcoholico, y la saca constantemente de su casa a ella y a sus hijos. Además la golpea. Esta situación demuestra un déficit en el sistema de protección para la mujer y castigos por violencia doméstica.

Por otra parte, Lorenzo Cruz, habitante de Colón de 49 años, expresó que tiene más de dos años sin un trabajo estable, y que tiene que irse. «Da igual si vamos a morir allá o acá hasta de un infarto», dijo.

LEA: Cuerpo de hondureña asesinada en hotel de Texas EE.UU. fue repatriado.

«Vamos sin nada, sin dinero, con la ayuda de Dios. Veo que aquí no hay otra alternativa», enfatizó Lorenzo, quien resaltó que en Honduras no le dan trabajo a personas mayores de 35 años.

Otros aseguran que las maras y pandillas les han matado familiares y están amenazados de muerte.

Solicitan ayuda

Los hondureños harán su recorrido caminando y en carro, si los buenos samaritanos les dan «jalón».

Además han revelado que no andan suficiente dinero, por lo que piden a los ciudadanos donaciones de comida y agua y productos de higiene para alivianar su difícil trayecto.

La escena hoy fue desoladora. Los bebés durmiendo en cartones, niños jugando llenos de inocencia y padres angustiados amparados en la fe del «Sueño Americano».

Un sueño que no se puede tener en Honduras porque el gobierno de Juan Orlando Hernández no da soluciones a los graves problemas de Honduras.