Por accidente mujer mata a su esposo con gotas para los ojos

419
sue
Una enfermera trató de explicar el uso de esta sustancia por parte de Sue.

REDACCIÓN. Por homicidio involuntario se declaró culpable Lana Sue Clayton, de 53 años por la muerte de su esposo Steven Clayton, de 64 años sonó en las noticias de los Estados Unidos.

La mujer admitió su responsabilidad en la muerte de su esposo, pero también alegó que este abusaba de ella. En las acusaciones que le realizaron las autoridades estadounidenses apuntaron que Sue envenenó a su esposo utilizando gotas para los ojos en el agua para beber.

Al principio, cuando reportaron la muerte de Clayton, las autoridades creyeron que su muerte se debió a causas naturales. Pero, la autopsia realizada por los forenses reveló todo lo contrario.

El estudio forense, indicó uso en alto grado de tetrahidrozolina, la cual es una sustancia que se encuentra en las gotas para los ojos. Lo curioso es que este líquido estaba dentro del cuerpo de Clayton.

Los fiscales que llevaron el caso, también revelaron que Sue, en el año 2016 le había disparado a su esposo con una ballesta, pero es esa ocasión consideraron que se trataba de un accidente.

«Impulsivamente puse Visine en la bebida de Stephen y lo hice con la intención de que estuviera enfermo e incómodo. Estaba molesta por el abuso y solo quería que me dejara tranquila», dijo Sue en la corte según un video de una cadena de Tv de EEUU. «Nunca pensé que lo mataría», añadió.

Lea también: Reír tiene muchos beneficios para las personas: conozca cuáles son

Fiscales: Sue ya lo había intentado antes

Una enfermera trató de explicar el uso de esta sustancia por parte de Sue. Señaló que las gotas son inoloras, incoloras e insípidas, por lo cual, imaginó que era una buena forma de provocar un daño silencioso. Incluso, dijo que pudo haberlo tomado de alguna película.

Entre los motivos que llevaron a Sue a matar a su esposo, los fiscales apuntaron que lo hizo por dinero. Esto, porque encontraron el teléfono de Clayton en lago, y su testamento quemado.

«De los muchos casos de homicidio que he manejado, probablemente este gana como el más raro hasta ahora», aseguró el juez Paul Burch. Además, indicó que esta no es la primera vez que trasciende un caso como este.