Policía: «Sobrino e hijo del ´Gato Negro´» eran los perseguidos por culpables de masacre

309
Hector Portillo, alias "Gato Negro". A la derecha el carro en el que iban sus parientes asesinados.

Honduras. La Policía Nacional informó que el otro hijo y sobrino de Hector Portillo («Gato Negro») eran a quienes perseguían los asesinos que cometieron la masacre en el cementerio Jardines del Recuerdo, ayer.

De tal forma que Eduardo Daniel Amador Osorto (19) y Eduard Alejandro Portillo, hermano y primo de Marlon Portillo, a quien iban a enterrar porque fue asesinado el domingo, «eran los objetivos reales».

Según el vocero vocero de la Policía, Marlon Miranda, ambos «trabajaban junto a Marlon», comerciante de 27 años de edad. Agregó: «descartamos algún decomiso de vehículo partícipe en la matanza. Se está indagando con apoyo de las cámaras del 911 para ubicar a los responsables de estas cuatro muertes», apuntó Marlon Miranda.

Ambos jóvenes eran originarios de de Orocuina, Choluteca. Las otras fallecidas son Génesis Portillo, de San Pedro Sula y Oneyda Portillo, de Tegucigalpa. Los cuatro llegaron a San Pedro Sula desde la Capital para estar en el sepelio.

Los cinco heridos son: Alonso Portillo, Angie Portillo, Daniela Portillo, Litzy Portillo; primos del hijo del «Gato Negro». Mientras que Marco Antonio Fúnez Romero es amigo de la familia. Están actualmente hospitalizados.

Policía Nacional culpa a la MS-13 de cometer la masacre en el cementerio de SPS 

La masacre en el cementerio, según la Policía Nacional, fue cometida por miembros de la MS-13 (Mara Salvatrucha).

Según la nueva información que ha dado el ente policial, este ataque violento tiene como supuesto móvil «un ajuste de cuentas».

Dicha venganza viene «desde que operaba Hector Portillo», afirmó ayer un amigo del fallecido. A Hector, las autoridades lo señalaron de narcotraficante y operaba en Tegucigalpa, pero fue asesinado en 2010 por Los Cachiros.

Por lo tanto, las «disputas de narcotráfico en cuanto «al mercado de la distribución de drogas» es el móvil que la Policía da.

Se subieron sobre las tumbas para matar: amplíe al dar click aquí.