Policía Nacional se suma a sublevación de Fuerzas Especiales

454
Policía Nacional
Miembros de la Policía Nacional en Casamata se declararon de brazos caídos.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Miembros de la Policía Nacional que se declararon de brazos caídos y se unieron a las Fuerzas Especiales aseguraron que habrían recibido amenazas.

Los uniformados aseguraron que ellos no quieren reprimir al pueblo. Sin embargo, que son los altos mandos los que ordenan y les obligan a realizar esas acciones.

«Somos sometidos a trabajos forzosos, como ir a reprimir al pueblo. Ir a desalojar a personas, familias que quizás no tienen para el diario vivir, ni para movilizarse de un lugar a otro. Solo le pedimos a la población mil disculpas si en algún momento hemos actuado mal», manifestó uno de los agentes de seguridad que a su vez, tenía tapado el rostro.

Asimismo, el agente representante exhortó a sus compañeros a mantenerse firmes ante esta postura. «A los demás compañeros les digo: no se dejen atemorizar. Hay comisionados del alto mando».

Cabe mencionar que los agentes de la Policía Nacional se encuentran sublevados en la posta de Casa Mata.

Lea también: “Nos querían matar”, revela desde España el líder de rebelión de los COBRAS en Tegucigalpa

Quién amenaza

Seguidamente, el agente reveló el nombre de la persona que les amenazó si se unían a la lucha.

«Nos amenazaron de que todo preventivo que se una a esta lucha será sometido a una audiencia de descargo y despido. Sí, así es, en el caso de nosotros, don Morel Andino fue quien nos amenazó», dijo el uniformado.

Y remarcó: «Dijo que él iba a tomar cartas en el asunto y que él se iba a encargar de que todo preventivo que se una a esta lucha será despedido».

»No es un tema político»

Por su parte, los agentes de la Dirección Nacional de las Fuerzas Especiales presentaron un comunicado en donde destacaron que esa actitud de «brazos caídos, no es un tema político».

En un principio, manifestaron su compromiso con los ciudadanos hondureños. «La Escala Básica de la Policía Nacional ratifica su compromiso en favor del pueblo hondureño de mantener la garantía de no represión».

Asimismo, el comunicado subraya que las peticiones que realizan no es por cuestiones de dinero. «Aquí nadie está manifestándose por problemas de sueldo, sino por cuestiones que refieren a nuestros derechos humanos».

Estos son otros de los puntos que los agentes de la Fuerza Especial solicitan:

  • Seguros de vida
  • Vacaciones profilácticas
  • Que no los manden a bodegas cuando sufran enfermedades
  • Asistencias médicas especializadas
  • Se les pague todos los beneficios y garantías laborales en caso de ser despedidos.

Además, recordaron lo sucedido en 2017 en la que, aseguran, les violentaron varios derechos. Por ejemplo: «A varios compañeros que fueron despedidos de forma arbitraria, exigimos su reintegro a la institución».