Policía Nacional
La acción de los policías al emplear el gas pimienta no fue aceptable.

TEGUCIGALPA, Honduras. – La Policía Nacional emitió un comunicado este domingo, aclarando la situación que se vivió el pasado viernes. En las instalaciones de la UNAH, los uniformados tuvieron que recurrir al uso de la fuerza y un “gas pimienta”. Emplearon el gas para desalojar a supuestos estudiantes del Movimiento Estudiantil Universitario (MEU).

El video, que trascendió en redes sociales, se ve a los agentes policiales tratando de sacar de un busito, supuestamente propiedad del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH), a varios estudiantes y supuesto personal de DDHH.

En ese sentido, la Policía Nacional, hace responsables a los Defensores de los Derechos Humanos, de apoyar las tomas de los estudiantes del MEU.

De tal manera, según la Policía Nacional, ellos realizaron el desalojo de estas personas, mediante el cumplimiento de ley. “Dimos cumplimiento a una orden judicial solicitada por las autoridades de UNAH”, aseguran las autoridades policiales.

Relacionado: MEU amenaza con sabotear el inicio de clases en la UNAH

Asimismo, según menciona la Policía Nacional:

“El automotor en mención era conducido por uno de los responsables de la toma de edificios de la UNAH”.

Y, ya que según los uniformados, este mismo pertenece al CONADEH, hicieron un llamado al Comisionado, para aclarar al pueblo hondureño si dicho vehículo fue prestado, delegado o usurpado por los manifestantes para abandonar el predio universitario.

De la misma manera, según los el informe policial, los agentes que realizaron el desalojo, utilizaron el gas pimienta, una vez agotadas todas las instancias correspondientes.

Ante tal acción, se reportaron miembros de los Derechos Humanos afectados, así como estudiantes.

Desalojo

Elementos de la Policía Nacional, rociaron con gas pimienta los rostros de varios defensores de derechos humanos y estudiantes universitarios. Estos mantenían las tomas en la UNAH, el pasado viernes.

A pesar que los defensores y alumnos estaban ya rendidos al interior de un microbús, los agentes policiales les lanzaron los gases, al interior del vehículo. Afectando directamente a las personas que estaban dentro de la unidad.

Al momento de salir del automotor por los gases, los efectivos policiales les seguían tirando gas pimienta en la cara. Así queda registrado en el vídeo.

A continuación, el comunicado de la Policía Nacional excusándose por tal situación: 

Policía Nacional
Comunicado.