A punta de gas lacrimógeno, Policía irrumpe en popular disco gay, según denuncia

2495
Policía irrumpe en disco gay
Al menos siete personas fueron detenidas en el disturbio.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Miembros de la diversidad sexual denunciaron este día que agentes de la Policía Nacional irrumpieron en “Dubai”, una popular discoteca capitalina.

Según la denuncia, los uniformados, sin justificación alguna, lanzaron gas lacrimógeno al interior del centro nocturno. Esto, pese a que el reloj aún no marcaba las 2:00 de la madrugada.

Al parecer, los policías obedecieron una ordenanza municipal que manda a que los bares, discotecas y demás centros nocturnos deben cerrar a esa hora de la madrugada.

Lea también: Pasante de Psicología en la UNAH es detenida con supuesta marihuana

Homofobia

De acuerdo a la versión de algunos miembros de la diversidad sexual, los policías habrían actuado impulsados por la homofobia (antipatía u odio hacia los homosexuales).

Los denunciantes aseguraron que los policías solicitaban el cierre del local previo a la hora ya estipulada por la Alcaldía Municipal.

Los afectados evadían las cámaras de algunos medios de comunicación que cubrían el hecho, aseguraron que los invadía el miedo.

La reconocida discoteca está ubicada en la calle principal de la colonia Lomas del Mayab, una zona exclusiva de la capital.

Lanzaron gas lacrimógeno

Personas que asistieron a ”Dubai” la noche de ayer, indicaron que la Policía solicitaba el permiso de operación.

Documento que estaba en regla, según los denunciantes; sin embargo, para los uniformados fue razón de descontento, por lo que iniciaron a lanzar el gas lacrimógeno. Así lo relataron miembros de la diversidad sexual quienes prefirieron declarar desde el anonimato.

Detenidos

Luego de que el gas lacrimógeno surtiera efecto, los visitantes salieron del lugar; y, minutos más tarde, agentes de Tránsito y un refuerzo policial llegaron hasta la zona.

En consecuencia, un fuerte operativo se realizó en las afueras del centro nocturno, lo que dejó al menos siete personas detenidas. Estas fueran trasladadas hasta la Unidad Metropolitana Número 2, en el barrio Belén, por escándalo en vía pública.