Policía desaloja a protestantes de carretera al norte; hay enfrentamiento

324
protestantes
Ambas caras de la moneda. Por un lado, se evidencia cómo los lugareños bloquearon la carretera, y cómo la Policía llegó a quitarlos.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Elementos antimotines de la Policía Nacional efectuaron la tarde de este martes un desalojo de protestantes en la carretera CA-4, kilómetro cinco, salida al norte.

Las personas que participaron en la manifestación son residentes de la aldea La Cuesta; su medida fue en búsqueda de presionar al gobierno para que les envíe alimentos y víveres para los niños.

La fuerza de seguridad intentó llegar a un consenso a través del diálogo, pero no fue posible.

Según se dice de manera extraoficial, un militar se subió a un vehículo y amedrentó a quienes tenían tomada la carretera, generando que se quitaran. Luego, los policías procedieron a remover las piedras del camino y permitir el tránsito vehicular.

Los manifestantes, enardecidos por la situación, respondieron lanzando piedras; la parte antimotín, por su lado, tiró bombas lacrimógenas.

A pesar del enfrentamiento en las orillas, tras el desalojo, vehículos livianos y de carga pesada transitaron con libertad por carriles de ambos lados.

Lea también: COVID-19: Productores denuncian que en retenes no respetan salvoconductos

El incidente desde la óptica de los manifestantes

Cabe destacar que algunas de las personas desalojadas resultaron con heridas por la acción policial.

Un hombre recibió el impacto de una bomba lacrimógena en su abdomen, lo que le generó una herida. Según él, las acciones de los protestantes eran pacíficas pero no recibieron el mismo pacifismo por parte de las autoridades.

«Estábamos de manera pacífica, dejando pasar los carros cada cinco minutos pero los policías nos agredieron con bombas lacrimógenas. Me pegaron una bomba en el estómago y hasta me quitaron el hambre», mencionó el caballero.

Por otra parte, una señora también sufrió una lesión; ésta, fue a la altura de la frente.

«Vine aquí porque tengo un niño especial (discapacitado). Él está en silla de ruedas. Necesito pañales. Estábamos pacíficamente», se limitó a decir la mujer afectada.

protestantes
Luego del desalojo policial y un posterior enfrentamiento, algunos protestantes resultaron con heridas. En la izquierda se observa un hombre que quedará con un hematoma por recibir un impacto de bomba lacrimógena. La dama a la derecha tiene una contusión producto de un golpe que se le propinó en el ajetreo.

Por otra parte, otra fémina explicó lo que aconteció y lanzó fuertes cuestionamientos al gobierno y en específico al mandatario Juan Orlando Hernández.

«Dijimos que durante diez minutos íbamos a dejar libre un carril, ellos (los policías) no accedieron y nos lanzaron gas y nos golpearon. ¿Cómo es posible que el gobierno permita esto? Estamos en una crisis, necesitamos comida y víveres para los niños«, dijo de primera mano.

«¿Cómo es posible que, en vez de mandarle comida a su pueblo, el gobierno lo único que manda es gas?», cuestionó con firmeza la joven.

Luego, se dirigió directamente a quien se sienta en la silla presidencial.

«Juan Orlando vos que tenés comida en tu casa, ¡dale al pueblo! Por estamos en la calle», concluyó.

En muchos otros sectores de la capital y del país se han realizado acciones de protesta ante la ausencia de alimentos por el toque de queda. Autoridades estatales anunciaron que activaron un proceso para entregar comida a 3.2 millones de hondureños. ¿Dónde están esos comestibles? La gente sigue quejándose.