25 C
Honduras
viernes, octubre 15, 2021

Polémico artista construye máquinas voladoras con animales muertos

Especialidad: fabricar máquinas voladoras con animales muertos y luego subir sus «inventos» a Youtube. En el mundo del arte resulta complicado imponer límites y normas, porque donde unos ven una obra maestra otros pueden ver una aberración. Existen creadores que disfrutan jugando en esa frontera, ideando lo imposible, mostrando al público cosas que jamás habrían pasado por su mente. A esa definición responde el estilo de Bart Jansen, un holandés de 36 años que nunca deja indiferente a nadie.

Suena a broma de dudoso gusto, pero no lo es. Quizá el nombre de Bart Jansen te resulte familiar por su controvertido salto a la fama, hace algo más de tres años, cuando construyó un dron con el cadáver de su gato Orville. Hubo entonces indignación no sólo ante este invento, sino también ante la postura de su autor, autoproclamado artista contra el criterio de muchos. Las críticas no han frenado a Jansen, que según leemos en el blog Askmen sigue trabajando en la misma línea.

Como has podido ver en este vídeo de Youtube, Jansen se las arregló para hacerse con un pequeño tiburón muerto y convertirlo en avioneta. Esta obra, completada durante el verano de 2014, fue bautizada con el nombre de ‘Sharkjet’. Anteriormente ya había publicado en YouTube vídeos con creaciones igual de inquietantes: cadáveres de rata y avestruz transformados en drones y un tejón reutilizado como submarino teledirigido.

Si crees que este holandés va demasiado lejos, su nuevo proyecto te dejará con los ojos como platos. Se llama ‘Mancopter’, pero afortunadamente no se trata de lo que la traducción del término parece sugerir. Jansen planea utilizar el cuerpo sin vida de un animal para construir un pequeño helicóptero, con el tamaño justo para que una persona pueda viajar en su interior. Tras analizarlo con mucho detenimiento ha decidido usar una vaca.

Conviene decir que, por sorprendente que pueda resultar, nada de lo que Bart Jansen hace y sube a Youtube es ilegal. Siempre informa a las autoridades sobre sus proyectos y se asegura de obtener todos los permisos necesarios antes de materializarlos. Sólo entonces empieza a trabajar junto a un socio que le ayuda con la parte tecnológica de sus obras. En los próximos meses podremos ver si son capaces de conseguir que una vaca alce el vuelo.

ABC

Más noticias

Últimas Noticias

Abrir anuncio

Close
error: Contenido Protegido