Polache insulta a dos fans; se disculpa y dice «me tocaron el hígado»

4767
disculpa Polache
El cantautor hondureño se enfureció y soltó varios insultos en un video. Luego, pidió una disculpa por el vocabulario utilizado, aunque aclaró que no soporta la crítica destructiva.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El cantante hondureño Paul Hughes, más conocido como «Polache», causó controversia en las redes sociales luego de un video que compartió la noche de ayer viernes en Facebook.

En ese material, el artista, con notable enojo, insultó en reiteradas ocasiones a un par de usuarios. Les recriminó el comentario que le habían dejado en una publicación que él realizó poco antes.

Se trataba de otro video, en el que Polache invitaba a sus seguidores a ir a las oficinas de la Asociación Scouts de Honduras (ASH), ubicada en la colonia Rubén Darío de Tegucigalpa, para dejar sus donaciones para los damnificados por el fenómeno tropical «Eta».

Uno de los comentarios que puso fúrico a Hughes fue el de Rafael Valenzuela, quien se limitó a escribir «pura casaca». El otro, aunque fue borrado de la red social, era de un usuario que le decía a Polache que él no vio ningún «famoso» metido en las aguas intentando rescatar gente.

Por lo que, además de los agravios, el cantante les dejó claro que él no es millonario y tiene problemas económicos ante la pandemia de COVID-19, pero que aún así él se tomaba el tiempo y dinero para apoyar a los que más lo necesitan.

Además, los invitó a que, en lugar de dudar de él, critiquen a los representantes de la Inversión Estratégica de Honduras (INVEST-H) por los líos en los que están envueltos; igualmente, a otros funcionarios que no desempeñan su labor, y a las autoridades que designan «gente incompetente» en los puestos de gobernanza.

«Ya son años en los que se meten con el trabajo que uno hace, en vez de ser solidarios con los artistas que por lo menos tratan de hacer algo por este país. (…) No hacen ni dejan hacer«, expresó Hughes.

De igual interés: Rely deja un duro mensaje a “Killa”: Creen que el pueblo no tiene memoria

Acepta las críticas, pero…

Ya con más tranquilidad, Polache habló con Diario TIEMPO Digital y explicó cuál fue el trasfondo de ese momento que sacó su lado más iracundo. En primer lugar, se refirió a los tipos de críticas que suele recibir.

Describió que, por un lado, están las críticas constructivas o directas hacia su trabajo. «Me pueden decir que canto como gallo ronco, que no les gustan mis canciones, mis videos, producciones y está bien», comentó.

Mientras que, en la otra parte, están los comentarios que no tolera: la crítica destructiva. Aunque, reconoció que, como figura pública, debe lidiar con la misma. Empero, dijo que fue precisamente ese tipo de cuestionamiento que le molestó en demasía, sumado a otros factores.

«Me agarró en un momento de mucho cansancio de las vueltas del día, un día que detonó el estrés que yo he acumulado en estos meses. Es algo que me terminó de tocar el hígado», contó a TIEMPO.

En tal sentido, ahondó diciendo que su rubro, la música, ya suma ocho meses sin trabajar. Expuso que, como no son un sector tan grande como el de los transportistas, no pueden meter la misma presión. «Estamos con el agua al cuello«, acotó.

Seguido, Polache señaló que él toma de su tiempo y el poco dinero que obtiene, ante la situación difícil que vive, para dar a otros. Es por ello, que le enojó tanto que no tomaran en serio sus buenas pretensiones.

Además, hizo hincapié en que muchos hondureños están en su misma posición. Es más, aseguró que varios de ellos «explotan» como él lo hizo. «Pero, como soy figura pública, se nota más mi reacción«, expresó.

Reconoce el error

No obstante, Polache confesó a TIEMPO que no está orgulloso de lo que dijo en el video y se arrepiente de las palabras que utilizó.

«Al final fue una imprudencia y lo reconozco. Pido disculpas, más que todo por todas las groserías que dije. Por ahí me dijeron que hay niños en mi página y es cierto. Me pasé de tapudo; el ser impulsivo es un defecto mío», declaró.

Polache agregó que, después de analizar el caso en frío, considera que no ni culpa de los usuarios, pues «la gente ya no tiene en quien creer. Todo los parece mentira; piensan que todos somos farsantes y vamos sobre la jugada».