Pokémon Go comienza a aparecer en San Pedro Sula

1694

SAN PEDRO SULA.- Aunque la versión original de Pokémon Go  no ha aterrizado oficialmente en San Pedro Sula, al Norte de Honduras, ya miles de jóvenes de esta ciudad disfrutan  de este novedoso juego que es la moda a nivel mundial.

Pero como todo inicio, muchos  jóvenes de San Pedro Sula, especialmente de algunas universidades, han comenzado con «timides» la captura de Pokémones, unos por desconocimiento y otras por miedo a las críticas.

El juego definitivamente puede controlar al individuo, pero si este tiene madurez y claridad de objetivos  no lo hará, advierte una sicóloga entrevistada por Tiempo Digital para que analizará los afectos de este juego.

Por su parte,  para una madre de familia “La mayoría de los jóvenes no saben utilizar el juego de Pokémon Go, pero  advierte que » son muy pocos quienes reconocen que nada más  es un juego”.

¿Pero de qué trata este juego?

Según algunos expertos, Pokémon Go es un juego de realidad aumentada, que extiende sus dominios fuera de las consolas de videojuego para alojarse en los teléfonos inteligentes. Y en el «mundo real». Los jugadores buscan sobresalir como entrenadores de Pokémones, unas criaturas de ficción con diferentes habilidades que «viven» en unas bolas especiales.

De acuerdo con el concepto original, los entrenadores buscan capturar Pokémones hasta completar una colección. El otro objetivo es adiestrarlos para que ganen batallas frente a otras criaturas.

Pero ahora con el Pokémon GO el jugador para capturar debe literalmente lanzarse a las calles de su ciudad. Haciendo uso del GPS del teléfono, la app le avisará con una vibración y una luz intermitente cuando se encuentra cerca de un Pokémon. Cuando la persona -el «entrenador»- enciende la cámara de su teléfono, se encuentra con una imagen del Pokémon en cuestión, superpuesta sobre la escena real detrás del lente. Al tocar la criatura en la pantalla, la hace suya y entra a la facinación de este juego.

Esa es la característica por la que se considera que el juego es de «realidad aumentada»: permite ver la realidad mezclada con un elemento de ficción, a través de un dispositivo tecnológico.

Hasta ahora es difícil establecer cuántos jóvenes se han sumergido a jugar con esta aplicación, pero es evidente que cada día los jóvenes están incluidos en esta legendaria saga.

Gabriela Boquín, una joven de 21 años,  admite que se emocionó mucho al saber la existencia de ese juego, ya que le recuerda su infancia.

«Al principió había decidido  no descargarlo,  ya que la aplicación no oficial podría traer virus a los dispositivos, pero al final lo hice», dice esta universitaria consultada por Tiempo Digital.

¿Te han preguntado tus familiares o amigos porque juegas Pokémon Go?

R: Si,  he recibido algunas ofensas, como por ejemplo que mire para enfrente al caminar, cosas así. Incluso,  me molestan  y me dicen que parezco pura niñita por usar esa aplicación.

Mi mamá de hecho me encontró una vez buscando un pokémon y me dijo que parecía una loca…

¿Sólo juegas en tu casa o lo haces en lugares públicos también?

R: No, solo juego en mi casa,  y quizás en la universidad.

¿Por qué le da miedo o le da pena?

R: La verdad me da pena, dijo entre risas

¿Te distrae este juego de tus obligaciones?

R: La verdad que si me distrae, una vez me estaba preparando para hacer una tarea, pero fue como un calentamiento previo de cinco horas, y también casi quiebro un jarrón de mi casa por no fijarme en donde andaba.

Pokémon GO
Joven jugando Pokemon Go mientras espera el ascensor

Juan Pérez, es otro joven que le encantan los videojuegos, incluyendo Pokémon Go, que le ha llamado la atención por ser su anime de infancia y por ser un videojuego diferente.

«Esa aplicación invita a la gente  a salir de sus casas no como los otros que solamente se juegan en un solo sitio», dijo Pérez, quien afirma que aún no ha tenido ningún percance, como el de caerse o pegar contra una pared.

Otra joven compartió a Diario Tiempo Digital que le gusta ese juego porque también como a muchos le recuerda su infancia.

¿Te has caído alguna vez o te ha pasado algo por estar jugando Pokémon Go?