Pobreza y desempleo: por cada familia Tolupán, un miembro emigra a EEUU

175
Familia Tolupán
El informe revela que por la falta de empleo, de cada familia tolupán, un integrante emigra hacia los Estados Unidos.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Una investigación a cargo del Observatorio de Migraciones Internacionales de Honduras (OMIH), señaló que por cada familia de la etnia «Tolupán» de Honduras, un miembro decide emigrar hacia Estados Unidos.

Esto, surge por la falta de empleo y pobreza que azota la zona. Esta tribu es una de las 7 tribus autóctonas hondureñas, la cual enfrenta el abandono, la vulnerabilidad y descuido de las autoridades de gobierno.

Informe de OMIH

El informe lo prepararon los expertos hondureños Mario Cabrera y Juan Manuel Ciudad. Este lleva como nombre «Caracterización de los Migrantes Indocumentados de la Tribu Tolupán de Ojo de Agua y Lagunitas, Yoro«.

En el informe, los investigadores se dieron a la tarea de encuestar 260 hogares en los que encontraron 83 con experiencia migratoria irregular. Además, identificaron 128 migrantes, de los cuales 106 estaban sin retorno y 22 ya habían regresado a su lugar de origen. De estas personas, 118 son menores de 12 años y 10 mayores de esa edad.

Asimismo, entre los hallazgos del informe de Cabrera y Manuel Ciudad se considera que la migración de Tolupanes comenzó desde el año 2009. Esto, como consecuencia de la pobreza y la falta de empleo en las 12 comunidades. Los pobladores se dedican especialmente a las actividades agrícolas.

Estas comunidades están situadas en los municipios de Olanchito, Yorito, Victoria, El Negrito, Morazán en el departamento de Yoro, norte de Honduras. Además, de Marale, Morolica y Orica en Francisco Morazán.

Lea también: PASÓ EN LA SEMANA: “Nana”, día de la Bandera y segunda vuelta electoral

Falta de empleo en la comunidad Tolupán

El documento revela, que a pesar que la zona es agrícola, ganadera y de comercio, los tolupanes siguen enfrentando la discriminación fuera de su entorno. Esto se debe a su bajo nivel de escolaridad, donde el promedio que alcanzan es el «séptimo año».

Asimismo, añade que los pobladores se desprenden en la mayoría de ocasiones de sus viviendas, las venden o empeñan. La misma situación pasa con sus parcelas de tierra y el ganado, y aunque no sean «bien pagados», les sirve para acumular fondos para la «eventual aventura migratoria«.

Estas personas, que deciden salir de su tierra, no tienen capacidad para pagar «un coyote», por esa razón al menos 6 de cada 10 tolupanes viajan con un familiar o conocido. Igualmente, la investigación detalla que cada migrante tolupán que viajó a los Estados Unidos pagó entre 3 y 5 mil dólares.

El informe de los expertos destaca, que si bien la migración irregular ha dejado «algunos» beneficios, también presenta efectos negativos. Ya se ha reportado la muerte y desaparición de Tolupanes en el trayecto.

Hasta la fecha no hay información sobre ellos. La migración es un fenómeno que está  causando la «desintegración familiar» en el pueblo Tolupan.