Militares golpean a pobladores que protestaban por comida en Choloma

1327
PMOP
Los ciudadanos clamaron por alimentos estatales, ya que no pueden trabajar para comprarlos ellos mismos.

CORTÉS, HONDURAS. Pobladores de la zona norte del país, salieron este día a protestar por falta de alimentos, tomándose varios tramos de la carretera CA-5, la misma que conduce hacia Puerto Cortés.

Las tomas ocurrieron específicamente a la altura del sector Kilómetro, del municipio de Choloma, y Puente Alto, salida de Puerto Cortés.

La protesta de los pobladores se debió a que, a raíz de que no pueden trabajar por la crisis del Covid-19, los insumos básicos del hogar ya se les agotaron, y la ayuda que el Gobierno prometió desde hace varios días, todavía no llega.

«Necesitamos alimentos. No nos han dado comida», fue lo que dijo un joven cholomeño, que no tiene un trabajo formal con salario fijo, sino que él y su familia subsiste de las ganancias diarias.

Esto provocó que el tránsito de la transportistas de carga pesada, que viajaban desde San Pedro Sula a Cortés y viceversa, se detuviera por unas horas, hasta que fuerzas de seguridad del Estado llegaron a desalojar la manifestación.

Lea: «Tenemos hambre»: en Santa Cruz de Yojoa y Potrerillos claman por comida

Así lucía la carretera CA-5 este miércoles a eso de las 6:00 de la mañana.

Denuncian a la PMOP

Cabe destacar que en el lugar en Choloma, justo en el lugar de la protesta, se encontraban varios agentes de la Policía Militar del Orden Público, (PMOP) que, supuestamente, golpearon, hicieron disparos al aire y amenazaron a varios hondureños que exigían comida y obstaculizaban la vía.

«El muchacho allá, de mascarilla verde (militar), él lo que hizo fue golpearnos a nosotros. Nos golpearon con palos, le quitaron el seguro a los fusibles y nos amenazaron a disparar. Hicieron dos disparos al aire también», denunció un poblador.

Asimismo, una fémina aseveró que cuando los medios de comunicación se retiraran del lugar de la protesta, los PMOP volverían a hacer uso de la fuerza excesiva en contra de los manifestantes.

«Cuando ustedes no estaban, ellos golpearon a mi tío y a otro amigo. Cuando ustedes se vayan, esos hombres van a hacer disparos y nos van a golpear», declaró la muchacha a varios periodistas.