Plaga del gorgojo, una catástrofe ambiental en Honduras

1548
El gorgojo sigue expandiéndose por varios sectores.

TEGUCIGALPA.- Unas 35 millones de toneladas de madera afectada por la plaga de gorgojo de pino, se encuentran en los bosques hondureños a la espera de su extracción, según estimaciones del Gobierno, que recomendó a las alcaldías declarar estado de emergencia o calamidad pública en su jurisdicción.

La plaga del gorgojo representa la catástrofe ambiental más destructiva de los últimos 50 años, ya que a diciembre de 2015, se contabilizaba afectación en el 30 por ciento del ecosistema pinar de Honduras, lo que reduce de manera dramática el patrimonio natural del país e incide negativamente en la protección de zonas de recarga hídrica, cuencas, subcuencas y microcuencas, indicó un comunicado del Gobierno.

Actualmente existen aproximadamente 35 millones de toneladas métricas de biomasa o material combustible en el bosque que deben ser extraídas, producto del ataque de la plaga del gorgojo descortezador del pino, en un área de 587,000 hectáreas, que equivalen a pérdidas por aproximadamente 8,805 millones de lempiras y 33 años de Corta Anual Permisible (CAP) bajo el concepto de sostenibilidad, dijo el Gobierno.

De acuerdo al Indice Global de Riesgo Climático, Honduras es el país más afectado a largo plazo por el Fenómeno del cambio climático a nivel mundial, siendo esta una de las causas principales de la proliferación de plagas y enfermedades forestales como la del Gorgojo Descortezador del Pino, asegura el Estado.

El gobierno, en aras de controlar esta emergencia nacional, asegura que da continuidad al programa de control al avance del gorgojo, realiza un proceso intensivo de extracción de productos y subproductos forestales convertida en material combustible de altísimo riesgo para la propagación de incendios forestales y articula un plan Nacional de Anual de Protección contra Incendios Forestales para el periodo 2016-2018 con connotaciones técnicas y logísticas superiores a las históricamente realizadas por el Instituto de Conservación Forestal (ICF).

El gobierno comunicó que todas las actividades definidas para contrarrestar la catástrofe ambiental producida por el gorgojo son de obligatorio cumplimiento en los bosques infestados, tanto de tenencia privada, ejidal o nacional.

Instó a las municipalidades a coordinar con el ICF las medidas necesarias para facilitar la extracción de los productos y subproductos forestales de dichas áreas, así como las actividades inmediatas de reforestación, protección y regeneración de dichas áreas.

También instruyó a la Secretaría de Finanzas a realizar todos los análisis necesarios para asignar con la mayor celeridad posible los recursos financieros para el desarrollo de las actividades.