Plácido Domingo renuncia a cargo en La Ópera tras acusaciones de acoso sexual

99
Placido Domingo
Después de diversas acusaciones por violación, el tenor español, Plácido Domingo, renunció a su cargo en la Ópera de Los Ángeles.

REDACCIÓN. Después de diversas acusaciones por violación, el tenor español, Plácido Domingo, renunció a su cargo en La Ópera de Los Ángeles.

De igual forma, se detalló que el segundo presidente y director ejecutivo de La Ópera, Christopher Koelsch, asumirá las labores de Domingo.

En ese sentido la junta directiva de la “La Opera” anunció en un comunicado que se estaba “consolidando las tareas” con las labores de Koelsch.

Lea también: Plácido Domingo es acusado de acoso sexual por nueve mujeres

Cabe recordar que Domingo, ocupaba el cargo de director general desde el año 2003, a través del cual resaltó a nivel mundial. El tenor detalló que su capacidad para continuar con la compañía se había visto comprometida por las acusaciones en su contra.

Más de 20 denuncias por acoso sexual

Por otra parte, el diario The Associated Press emitió el testimonio de más de 20 mujeres que denunciaron al superastro de acoso sexual.

Al respecto, Domingo ha negado todas las acusaciones en su contra aduciendo que se trata de una conspiración en su contra.

Cabe añadir que Domingo es una de las figuras más importantes de la historia de la ópera, debido a su trabajo realizado. Sin embargo, según las víctimas, este les solicitaba tener relaciones sexuales para obtener mejores trabajos.

Revelan detalles de violaciones

Mientras tanto, una de las afectadas apuntó que Domingo le metió la mano por debajo de la falda y otras tres aseguran que las besó a la fuerza. Además, detallaron que los supuestos abusos los cometía en un camerino, una habitación de hotel y en comidas de negocios.

“Que alguien te esté intentando coger de la mano durante una comida de negocios es raro o que te ponga la mano en su rodilla”, agregó la afectada.

No obstante, las denunciantes sostuvieron que siempre trataba de tocarlas y besarlas, sin importarle el lugar.