Piden presidente de la UE suspender a España por violencia en Cataluña

257
Cataluña
El activista argumenta, dirigiéndose al presidente de la Comisión Europea, que ha sido violado el Artículo 2 del Tratado de Lisboa.

REDACCIÓN. Julian Assange, fundador del portal de filtraciones WikiLeaks, se dirigió este domingo al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, para pedirle la suspensión de España como miembro de la Unión Europea (UE) debido a su violenta respuesta policial respecto al referéndum de independencia de Cataluña.

«Estimado @JunckerEU, ¿acaso es esto ‘respeto por la dignidad humana, la libertad y la democracia’? Active el Artículo 7 y suspenda a España de la Unión Europea por su clara violación del Artículo 2», escribió el periodista en Twitter.

El Artículo 7 del Tratado de Lisboa faculta a la Comisión Europea para proponer la suspensión de un miembro de la UE por violar los valores citados por Assange. El Gobierno español habría violentado tales valores con la brutal represión policial contra los votantes catalanes. Entre estos últimos se cuentan más de 460 heridos.

El sábado, Assange describió la situación en Cataluña previa al referéndum como «la primera guerra por Internet del mundo», ya que tanto Barcelona como Madrid han estado atacándose mutuamente por medio de las actuales tecnologías de información en la Red.

Caótico referéndum: Cataluña afirma que hay más de 300 heridos

Los servicios de salud del gobierno regional catalán dieron parte de 91 heridos en los incidentes ocurridos este domingo durante la celebración del referéndum de independencia, que la policía trata de impedir.

Un portavoz de los servicios de salud precisó que éstos habían atendido a 337 personas en hospitales y centros de salud, entre ellos 90 heridos confirmados y un herido grave, alcanzado en un ojo. Por el momento no había diagnósticos sobre los demás.

Desde primera hora de la mañana, la Policía Nacional y la Guardia Civil irrumpieron en numerosos centros de votación en toda Cataluña, en ocasiones forzando puertas a golpes, para incautar papeletas y urnas e impedir así la celebración de la consulta.

Pese a ello, en otros centros podían verse inmensas colas de gente esperando o depositando su papeleta en la urna. El portavoz del gobierno regional catalán, Jordi Turull, aseguró por su parte que el 73% de las mesas electorales “están funcionando”.

“Mi voto y la satisfacción de haber votado no me lo puede quitar nadie, pase lo que pase. Incluso he llorado porque hace años que luchamos por esto, y he visto delante de mí una mujer de noventa años en silla de ruedas que votaba”, contó a la AFP en el pequeño pueblo de Lladó una votante, Pilar López, administrativa de 54 años.

VOTACIONES EN CATALUÑA

El presidente de Cataluña, el independentista Carles Puigdemont, denunció enérgicamente las actuaciones policiales, arremetiendo contra “el uso injustificado, irracional e irresponsable de la violencia por parte del Estado español”.

El propio Puigdemont no pudo votar en el polideportivo donde había previsto hacerlo inicialmente, ya que la Guardia Civil entró en él por la fuerza para incautar el material electoral, ante las imprecaciones de decenas de personas que cantaron con el puño en alto un himno catalán antifranquista.

El dirigente votó en otro colegio, gracias a que a última hora el gobierno catalán instauró un censo único, por el que los 5,3 millones de catalanes convocados pueden votar en cualquier centro abierto.

El representante en Cataluña del gobierno conservador español, Enric Millo, compareció en Barcelona para pedir “solemnemente” a Puigdemont “que ponga fin a esta irresponsabilidad tan grave”.