Las extremas medidas que tomó Pickford tras el derbi de Merseyside

736
Pickford
El guardameta titular del Everton, Jordan Pickford, le ha tocado experimentar las consecuencias de su dura entrada sobre Virgil Van Dijk.

INGLATERRA.- El guardameta titular del Everton y de la selección inglesa, Jordan Pickford, le ha tocado experimentar por su cuenta las reacciones de una afición enardecida, que intenta hacer valer la justicia a como dé lugar, según el propio concepto que ellos tienen de la misma.

Y es que el fútbol es un deporte capaz de llegar a latitudes impensadas, generando emociones que muchas veces se extrapolan en acciones alejadas totalmente de lo que representa una rivalidad deportiva y el espíritu de competencia como tal.

¿Por qué la molestia con Pickford?

La dura entrada de Pickford sobre el defensa Virgil Van Dijk, que lo tendrá al menos 6 meses fuera de las canchas, privándolo de jugar casi el resto de la temporada, es el motivo principal de la molestia de los seguidores de los «reds».

El central neerlandés sufrió la fuerte arremetida de Pickford dentro del área rival. La acción no fue sancionada como falta penal producto de que el jugador se encontraba en posición adelantada

Esta jugada se produjo en el clásico del pasado 17 de octubre entre Everton y Liverpool y fue una de las más polémicas del partido.

Ni los árbitros, ni las autoridades competentes, estimaron emitir una sanción de oficio contra el portero británico, lo que originó la reacción inmediata de algunos aficionados extremistas del cuadro «red».

Las amenazas contra el portero del Everton

Desde entonces, Jordan Pickford ha sido objeto de insultos y amenazas por parte de algunos simpatizantes del Liverpool, principalmente en su cuenta oficial de Twitter.

Al punto de verse obligado a contratar una empresa de asesoría en seguridad familiar y control de riesgos, según lo compartido por el ‘Daily Mail’ de Inglaterra.

Con el fin de garantizar el bienestar de su esposa y su hijo de apenas un año, esta misma agencia recomendó al guardameta alejarse por un tiempo de las redes sociales. Esto para evitar que ciertos grupos interesados en atentar contra su integridad, puedan conocer su paradero.

Ahora, Pickford y su familia viven rodeados de guardaespaldas, que custodian el perímetro de su hogar y los acompañan donde quiera que van.

Una medida que no debería ser necesaria, pero que infortunadamente es parte de los extremos a los que ha llegado una rivalidad deportiva, saliéndose de todo principio y valores que se buscan promover en el fútbol.

Te puede interesar: Premier League: El «Kun» Agüero lesionado nuevamente con el City