Un “diablo” que amenaza la biodiversidad del Lago de Yojoa

175
Lago de Yojoa
Es común verlos en acuarios.

SANTA CRUZ DE YOJOA. Un pez al que llaman “Pez Diablo”, cuyo nombre científico es “plecostomus”, se estableció en las aguas del Lago de Yojoa y comienza a amenazar su biodiversidad y preocupa a ecologistas.

Según expertos, el pez es una amenaza ya que se alimenta de otros especímenes que viven en el lago. Por tanto, se dice que puede llegar a afectar considerablemente a la pesca. Además, tiene la particularidad de vivir fuera del agua por periodos de hasta dos días.

Dicha especie no es nativa del lago. Se dice que éste fue liberado en el mismo por los pobladores.

Es común verlos en casas y tiendas de animales

El “Pez Diablo” es comúnmente comercializado en Honduras con el nombre de “pez limpiador”, ya que una de las funcionas que este cumple en un acuario es mantener limpia el agua, ya que se alimenta de microorganismos y desechos.

Sin embargo, al alcanzar un tamaño considerable, usualmente se convierte en un exterminador y come a otros peces.

“Yo lo compré para la pecera que tenía y me lo vendieron como limpiador. Al principio parecía inofensivo, además, era pequeño; pero cuando creció, sí es cierto que se comió a los otros peces”, dijo un ciudadano el cual tenía uno de ellos en su acuario.

“Pez Diablo” en una pecera.

Lea también: Arrecifes coralinos de Roatán entre los ecosistemas mas ricos en biodiversidad del planeta

Amenaza en México

En el año 2014, el Estado de México se enfrentó a la amenaza del “Pez Diablo”. Las secretarías federales de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación y de Medio Ambiente y Recursos Naturales, así como las estatales de Desarrollo Económico y de Ecología y Medio Ambiente firmaron un acuerdo en el que se comprometieron a trabajar para la protección de las demás especies y exterminio de la invasora.

En esa ocasión, de acuerdo con la revista Biodiversitas de la Conabio, “es una de las mayores amenazas para la biodiversidad de los ecosistemas acuáticos continentales y para las pesquerías de agua dulce en México”.