Pese a rumores de entrega, EEUU pide en extradición a ex vice alcalde de Gracias, Lempira

534
Mario José Cálix Hernández
Mario José Cálix Hernández, alias "Cubeta".

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York emitió una orden de extradición contra el ex vice-alcalde de Gracias, Lempira, Mario José Cálix Hernández.

Las autoridades estadounidenses lo acusan de conspirar para traficar droga hacia los Estados Unidos. Además de haber estado confabulado con el exdiputado Antonio Hernández, hermano del actual presidente, Juan Orlando Hernández.

Es preciso mencionar que el pasado 23 de enero circularon rumores que indicaban que Cálix Hernández habría llegado a un acuerdo con la Administración para el Control de Droga (DEA, por sus siglas en inglés). Ante lo anterior, nunca se dieron más detalles sobre dicha entrega.

Sin embargo, el pasado viernes 20 de septiembre llegó al país la mencionada orden de extradición.

Nota relacionada: Transciende que Mario José Cálix se entregó a la DEA y su expediente se adherió al de Tony Hernández

Podría enfrentar dos cadenas perpetuas 

De tal manera que, el exfuncionario está siendo acusado por narcotráfico. Puntualmente, de ser encontrado culpable estaría purgando una pena mínima de 10 años de cárcel y una máxima de cadena perpetua por el delito de conspiración para traficar drogas.

Sumado a eso, se le señala por el delito de uso y posesión de armas de fuego. En tal caso, Cálix Hernández enfrentaría una pena mínima de 30 años de cárcel y una máxima de cadena perpetua.

Asimismo, el documento enviado por la fiscalía de Nueva York explica que el hondureño participó en la planificación de envío de droga a los Estados Unidos con la ayuda de policías. De igual manera, con un exdiputado del Partido Nacional.

CSJ: Magistrado decidirá si procede o no la orden de extradición 

Por tanto, este día se estarían reuniendo los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ). Esto, para asignar al juez que conocerá la orden de extradición que habría llegado a la sede del poder judicial.

En ese sentido, el magistrado asignado determinará la legalidad de la solicitud emitida por la fiscalía de Nueva York.