23.6 C
San Pedro Sula
miércoles, enero 26, 2022

“No está vivo, ¿verdad?”: periodista sintió la muerte de su hijo

Debes leer

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Sara Elizabeth Estrada Zabala, periodista que se accidentó en Talanga cuando iba en compañía de sus parientes, habría “sentido” que su hijo falleció por el choque antes de que se lo confirmaran.

Mario Andrade Matamoros, de apenas cinco años, fue el hijo de Elizabeth. En el automóvil también iban más menores, pero, llámese presentimiento o amor de madre, la periodista tuvo la sensación “al instante” de que su vástago era el único que no sobrevivió.

Así lo informó Sofía Bonilla, hermana de Elizabeth, quien contó que la comunicadora, estando en el hospital, le preguntó que si Mario había muerto.

“En el momento de que ella llegó, (al hospital) lo primero que hizo fue preguntar por todos y a ella no pudimos mentirle… ya lo presentía. Ella dijo: ‘Marito no está vivo, ¿verdad?’“, explicó.

La certeza que tenía Elizabeth era tan fuerte que su hermana no pudo esconderle nada.

Al infante lo sepultaron el lunes 6 de diciembre; Elizabeth se negó a que él permaneciera en la Morgue Judicial.

“Tuvimos que hacer el sepelio porque, como familia, estábamos esperando que nos dieran la orden de qué hacíamos con él, porque la misma noche que él murió se trasladó a la morgue y ella (Elizabeth) dijo que no resistiría que estuviera en los freezers de la morgue“, reveló Bonilla.

Víctima de accidente sintió muerte de su hijo
El menor de cinco años no resistió al impacto del accidente

Vea ademásMuere niño de 4 años, primera víctima del accidente en Talanga

Condiciones de las demás víctimas

En el accidente ocurrido el pasado sábado, 4 de diciembre, salieron heridos tanto Elizabeth como su esposo y otros tres menores de edad.

Elizabeth Estrada, de 33 años, y su esposo, Mario Matamoros, de 42, se encuentran internos en un centro asistencial privado de Tegucigalpa. Mientras tanto, a dos de los tres menores ya se les dio de alta. Ellos son: Cristian Rafael Archaga y Sofia Elizabeth Herrera, sobrinos de Elizabeth.

En cuanto a la otra menor, hija de Elizabeth, Sara María Matamoros de 5 años, sigue interna debido a una cirugía que se le realizó.

Víctima de accidente sintió muerte de su hijo
La periodista y su esposo siguen internos en el hospital.

Sofía Bonilla comunicó que “ya gracias a Dios están fuera de peligro. A dos de los niños ya les dieron de alta, pero la niña sigue en el hospital, porque tuvo una cirugía bastante considerable, al igual que sus papás”.

Por lo anterior, están pidiendo ayuda económica y buscando donadores de sangre A+.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp. Haga clic en el enlace: https://bit.ly/2Z2UF3j.

Más noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Hoy en Cronómetro