Periodista hondureño narra su terrible experiencia al ser golpeado y encarcelado por agentes policiales

672
El periodista hondureño Edgardo Rodríguez

San Pedro Sula, Honduras. El periodista hondureño Edgardo Rodríguez fue víctima del abuso de autoridad que algunos miembros de la Policía Nacional ejercieron de forma violenta en Olanchito, Yoro, la cual atenta contra la libertad de expresión.

Rodríguez, de 52 años, es periodista activo desde 1990 en Olanchito. Actualmente funge como corresponsal en ese sector para el programa «Hoy Mismo».

Por lo tanto, parte de sus obligaciones periodísticas es cubrir la fuente policial. Lo que Edgardo no se imaginó es que él sería la noticia. Esto debido al ataque que sufrió por el Subinspector y jefe policial Jorge Luis Salgado.

Eran las 8:00 pm del pasado sábado cuando Rodríguez estaba en la posta de la Policía Nacional para hacer su rutinaria cobertura. Por lo que vio cuando una patrulla llegaba con unas personas detenidas, lo sorpresivo para él fue que entre ellos estaba su hermano menor.

«Me di cuenta que llevaban unos detenidos (la Policía) y me fui a la posta a esperarlos mientras llegaban. Cuando la patrulla llegó vi que iba mi hermano», detalló el periodista en entrevista con Tiempo Digital.

Al percatarse del estado de ebriedad de su hermano y que además iba golpeado por los agentes policiales, según los detenidos; Edgardo se dirigió al Subinspector y jefe policial Jorge Luis Salgado y le hizo una petición.

Rodríguez dijo que su hermano le comentó: «Estabamos compartiendo y nos levantaron y nos golpearon». Ante esa situación el comunicador le dijo a Jorge Luis Salgado: «Permítame, trae un hermano y lo han golpeado».

Se resistió

Por lo que Salgado respondió: «Es que se resistió a hacerle un registro, va detenido por 24 horas». El reportero siguió quejándose por la golpiza que le propinaron a su pariente. Luego pidió al jefe policial que lo dejara libre y él se haría cargo de su hermano.

Ante la negativa de Salgado, el reportero decidió encender su cámara de video y hacer unas tomas. Sin embargo Jorge Luis Salgado se abalanzo sobre él y lo «golpeó en el pecho y lo «sacó de la posta» a la fuerza.

«Respete a la prensa», dijo Rodríguez. «Me vale ver.. Querés que te meta al mamo», respondió Salgado, quien ya se iba con otros policías. A lo que Rodríguez en su defensa dijo: «¿Por qué me va a meter?».

Tras esa respuesta «Salgado se enfureció y se bajó de la patrulla junto a cuatro agentes más». Según la narrativa del afectado, también periodista de TN5, lo atacaron y lo tiraron  contra la pared. Lo agarraron del cuello y le quebraron su equipo de video y lo encarcelaron.

Lea: Juramentan al abogado Allan Edgardo Argeñal Pinto como rector de la Didapol

En su defensa

Tras su detención, Rodriguez exigió su derecho a llamar a un representante legal, pero ninguno a los que llamó respondieron, por lo que según él, Salgado le quitó el teléfono lo «metió de nuevo a la celda con otras personas en estado de ebriedad y drogados».

Al enterarse de lo que le sucedía a su colega de profesión, varios reporteros de diferentes medios acudieron en su defensa a la posta policial para pedir su liberación. Por consiguiente hablaron con Salgado quien dentro de su negativa contestó: «Somos autoridad y no tenemos nada que perder y seguimos siendo autoridad, ustedes los periodistas son los que tienen que perder».

Las palabras anteriores que Rodriguez ha narrado son consideradas para él como un abuso, una violación a la libertad de expresión y una amenaza. Es por eso que ha dejado claro que si «algo me sucede es responsabilidad de la Policía Nacional de Olanchito y del Subinspector Jorge Luis Salgado». 

Cabe mencionar que gracias a la orden del Director de la Policía Nacional, Rodríguez salió de la cárcel. Lo hizo a la una de la mañana del domingo.

Proceso de denuncia

Edgardo Rodríguez ya hizo la denuncia ante el Comisionao Nacional de Derechos Humanos. También será atendido por autoridades del Comité para la Libertad de Expresión (C-Libre).

Además viajará a Tegucigalpa para interponer la denuncia en la Fiscalía, basándose en la ley que protege la libertad de expresión, por ende a los periodistas.