PELIGROSO: Los cigarrillos electrónicos se venden sin control en Honduras

409
Al alcance de los consumidores exhiben este producto en un negocio de la capital.

Los vapeadores y el falso concepto que venden a los fumadores

Este dispositivo fue presuntamente creado con la intención de disminuir la adicción en los fumadores activos. Es decir, en aquellos que inhalan el humo de un cigarro de forma directa.

Pero, según el doctor Lenin Fu, especialista en adicciones, esa es una idea que le venden a la población, ya que, “los cigarros electrónicos fueron creados por las mismas tabacaleras, para diversificar la forma de vender su producto”.

En ese sentido, sostiene que “en ningún momento fue diseñado para que personas dejen de fumar”; contrario a ello, “fueron creados para que la gente consumiera sustancias que llevan nicotina”, agregó el profesional de la medicina.

Los daños

De acuerdo a lo expuesto por Fu, el complemento utilizado para «vapear» está hecho a base de benceno.

Este se ha asociado con varias patologías del aparato respiratorio, así también con varios tipos de cáncer.

Sumado a ello, se asocia con varios tipos de neumonía. Una de ellas es la lipídica causada por acumulo de este aceite en las vías respiratorias.

En Honduras, aún no se registra ninguna muerte a causa de los populares dispositivos. No obstante, los daños por el consumo del tabaco tradicional han cobrado la vida de miles de hondureños.

Para el experto, los daños que ocasiona el consumo de tabaco o derivados de este dependen de la susceptibilidad genética de cada persona. Es decir, hay quienes tienen un origen hereditario, mientras que otros desarrollan algún tipo de cáncer a escasos meses de iniciar como fumadores.

Asimismo, ya hay registro de trastornos de memoria, micro infartos a nivel cerebral e incluso Alzheimer precoz. Esto sin mencionar la impotencia sexual que provoca en hombre entre los 45 a 55 años de edad.

Vapeador vrs cigarro tradicional

De acuerdo a la explicación del galeno, con el tabaco normal hay un fumador activo y uno pasivo. El primero es quien inhala directamente desde el cigarrillo; mientras que el segundo, es quien recibe la exhalación del humo emanado por el fumador activo.

En base a ello, la diferencia más marcada entre ambos productos es que con el vapeador se evita un daño al fumador pasivo, contrario a lo que sucede con el cigarrillo común.

Además de diferencias evidentes como el precio, y la presentación en que ambos se comercializan.

Es oportuno mencionar que el doctor Fu es el coordinador de Centro de tratamiento de atenciones integrales en adicción del IHADFA (Instituto Hondureño para la Prevención del Alcoholismo, Drogadicción y Farmacodependencia).

Es por ello que también se refirió a la citada institución, destacando la lucha que esta emprendió para que la Ley Especial Para el Control de Tabaco se modifique.

«Estamos trabajando para que el IHADFA controle la venta de este tipo de dispositivos, porque vemos que mucho joven está empezando a fumar con ellos porque lo han visto como una moda», indicó el doctor Fu.

Además de ello, asegura que pretenden eliminar la venta de los vapeadores a nivel nacional, tal y como lo está proponiendo Estados Unidos en la actualidad.