TEGUCIGALPA.- El asesor de la Comisión de Arbitraje de Honduras, Pedro Rebollar, habló este lunes sobre la actuación de la cuarteta arbitral que asumió la responsabilidad este la tarde de ayer en la final del torneo Clausura 2019.

Pedro Rebollar califica el trabajo arbitral de la gran final.

La cuarteta arbitral que estuvo en la gran final estuvo conformada por: Armando Castro; Cristian Ramírez, Oscar Tábora y Nelson Salgado.

“Los árbitros fueron nombrados a este parido tan importante por el desempeño, por la experiencia, por la estadística que en la comisión de árbitros llevamos”, inició diciendo Rebollar.

“Hay dos acciones de juego muy puntuales, que primero me permitiré quitarlas del análisis, porque si quitamos esas dos tenemos un arbitraje muy bueno, de muy alto nivel, donde amonestó y dejó de amonestar cuando el partido lo requirió”, agregó.

Sin embargo rescata, que a pesar de dos errores graves, le gustó como Armando Castro y la cuarte la arbitral se desarrolló.

“Lo que más nos agradó es el tiempo que añadió, los siete primeros minutos me parecen excelentes, más los tres porque ahí mismo se perdió tiempo, es algo en lo que debemos acostumbrarnos a que ocurra frecuentemente”, explicó.

¡NO ERA PENAL!

El asesor mexicano habló sobre una de las polémicas que según el cuadro de Diego Vásquez y su cuerpo técnico fue una acción que se debió castigar con falta penal.

“Todo mundo comenta que hay un penal, la perspectiva que tenesmos y el análisis que nosotros hacemos es que no es penal. El jugador de Motagua ingresa con balón controlado, disputándolo mejor dicho al área, el portero de Olimpia intenta jugarlo, y es verdad que primero puntea el jugador de Motagua el balón, pero al hacerlo el mismo pie golpea las manos y parte del cuerpo del portero”, detalló.

Y siguió: “Entonces el ligero movimiento de manos con el que hace el contacto no se puede catalogar como una falta y si lo fue, el atacante entonces esta acción de juego la quito como un posible error de Armando castro”, concluyó.