Opinión de Rodolfo Pastor: Origen y vigencia de la doctrina de los Derechos   

A JG, in memoriam

103
Casa Blanca aclara sobre cierre de página web en español
Casa Blanca.

Rodolfo Pastor Fasquelle.-No ha terminado el primer día, pero para estrenar el año, hoy ya asesinaron otros dos. A Wilmer Paredes compa de Lombardía, Esparta, en San Juan donde activaba y al dirigente magisterial Mariano Antonio Munguía Subdirector del Colegio Froylan Turcios de Tocoa. Revoltosos venadeados por escuadrones activos ahí desde principios de diciembre. Que no dejaron rastro.

 Trabajan lentamente las ideas decía A. N. Whitehead. Tenía antecedentes en el pensamiento judeocristiano y el griego clásico. Pero, sin pedantería, la idea de que tenemos los humanos, por serlo, inherentes, independientemente de cualquier condición, derechos universales como la libertad personal cuajó tarde, con la Ilustración, que inspiró la primigenia Declaratoria de los derechos francesa y alentó la ideología de la Revolución de 1776

Por desgracia el liberalismo evolucionó en pragmático y positivista y los estadounidenses le dieron la espalda al concepto radical. Tuvieron que pelear una sangrienta guerra civil en los 1860s para abolir la esclavitud de la gente de color, a la que solo un siglo después cerca 1960s se concedieron derechos ciudadanos. Y la idea de que los EUA debían involucrarse en la defensa de esos derechos en el exterior, la doctrina de los derechos humanos en la política internacional nació bajo inspiración de Woodrow Wilson, hace un siglo, ha sufrido muchos altibajos. Y hoy parecería casi irrelevante.

No ha habido una sola investigación, ni habrá –genuina, pronto- sobre las más de treinta y cinco ejecuciones sumarias de opositores en o luego de las protestas contra el fraude del mes pasado. Ninguna. Pese a docenas de cráneos destruidos por balas de rifle oficial de alto poder. Pese a que incluso funcionarios nombrados de régimen como el actual Ombudsman lo exigen. Con las felicitaciones de parte de la Casa Blanca para JOH, se le dado un permiso para hacer limpieza política en al menos dos sentidos. Porque ya hay en cambio centenares más de detenidos y dictadas docenas de órdenes de reclusión, contra supuestos terroristas que protestaban con la oposición y un palo en la mano y que han sido sometidos a tratos vejatorios en cárceles de alta seguridad. Mientras circula en las redes de la nacional burguesía una retórica de apoyo para castigar a estos anarquistas. No cabe pecar de ingenuo, hacerse el pendejo, como si no supiéramos de lo que se trata. Llamarse a engaño con el monstruo a la vista. Viene

Hay que ser afásico o estar senil para ignorarlo. Ya desde antes Honduras según conocida estadística es uno de los países más peligrosos del globo para los defensores de los derechos. Eso no es fortuito. Expresa cabalmente el concepto de derecho y de ley, de ciudadanía y de estado que prevalece entre nuestra clase dominante, política y económica. Les vale lo que la gente supuestamente ignara y torpe piense. Lo importante, ya se sabe, es la seguridad y la comodidad del capital. Y hay muchos países semejantes. Velado o no el desprecio por los derechos del pueblo es la visión prevalente. Aunque encona el odio y divide.

Hasta el día de ayer China todavía no incluye los derechos cívicos entre los que pretende alcanzar su reforma. Y muchos de nuestros reaccionarios más primarios invocan esos ejemplos, sin importar las distancias geográficas e ideológicas, para defender regímenes – de mano dura y cero tolerancia- aunque no tienen nada que ver ideológicamente con sus propias criaturas. Porque allá la gente tiene de derechos y seguridad social que aquí no existe. ¿Cómo estaría el Partido Nacional si aquí, se ejecutara la pena capital al crimen organizado, al tráfico de drogas y a la corrupción como en China y la continuamente elogiada, como ejemplar Singapur? ¿No es una organización criminal, con extorsionadores y sicarios?

A algunos pocos países latinoamericanos les importan los derechos. A algunos de los países europeos no a todos, Alemania y Suecia, los Países Bajos y de repente Francia, donde se los inventó, a la Republica Checa y quizás a Finlandia, les importa el tema de los derechos. Esos países condicionan su cooperación internacional al respeto de los derechos. Ahí están amenazando a Ucrania, por ejemplo, con congelar convenios comerciales importantes si no dejan de escenificar juicios políticos contra su oposición. Mientras que los EUA les proporcionan nuevas armas más sofisticadas, a los ucranianos. Pero en América ¿los europeos respetan la Doctrina Monroe? What Uncle does is swell?

Hay por supuesto organizaciones de sociedad civil en los EUA que defienden los derechos y a los defensores de los derechos. Pero a los Estados Unidos como gobierno es imposible creerles su retórica sobre los ddhh. Desde hace un siglo han invocado el tema solo cuando les convino. Y cuando no deliberadamente han ocultado los abusos. Mucho menos le importa al actual gobierno. Donaldo que se ha declarado amigo del Klu Klux Klan en Charlottesville y ha despreciado paladinamente las más consagradas tradiciones de libre expresión de la prensa. ¿Porque su visión política sacrificaría cualquier clase de ventaja para defender los derechos civiles en otros países? Peor aquí.

Recientemente, los EUA han apoyado a manifestaciones populares reivindicación de derechos civiles en Irán, y en Egipto, que fuera su aliado, en Venezuela por supuesto y asimismo en Nicaragua países ya se sabe totalitarios y enemigos de los EUA. Nunca en democracias como Haití u Honduras. A los EUA los ddhh no le han significado un problema importante con México. Nunca en México se ha invocado el abuso contra los derechos laborales para cuestionar o poner en precario los tratados comerciales que supuestamente incomodan a Trump. Y se han invocado contra las maquilas abusos al derecho laboral, pero cuando sirve a los fines del soft power. A JOH acaso le han prometido hacerse de la vista gorda mientras termina de masacrar a la oposición con las más burdas de las estratagemas, desde el proceso por terrorista del quemallantas hasta la persecución criminal de faltas administrativas fabricadas. ¿Cuestión de geoestrategia? ¿Quién hubiera pensado que fuéramos tan importantes? Importa entender cabalmente cuan solos estamos en la defensa del derecho. Dejar de esperar que venga de afuera la salvación, como en aquellas islas de Melanesia en que la espera de una nave salvadora se convirtió en el fulcro de un culto, por cuya inspiración la gente dejó de sembrar o asearse. Fuera JOH.