Pastor Mario Barahona pide al Gobierno regular la creación de iglesias

1051
Mario Barahona
El pastor evangélico recomienda regularizar la creación de iglesias en el país.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El pastor evangélico, Mario Barahona, consideró que a raíz de la proliferación de sectas y escándalos que han generado en el país, se debe solicitar al Gobierno que regule la creación de las iglesias.

«Debido a tantas sectas estamos tomando a bien hacer una revisión de nuevo de la Ley Marco que en el pasado tuvimos que fue aprobada por el Congreso. Esta fue derogada por la Corte Suprema de Justicia. La Iglesia Evangélica hoy no es reconocida como tal, sino como una ONG», lamentó el guía espiritual.

Asimismo dijo que «necesitamos una ley que reconozca a la iglesia como tal y regular para que cada ministro que quiera hacer una iglesia deba cumplir con la normativa y se debe revisar la moral y el proyecto que desee levantar».

De acuerdo al evangélico, en Honduras en los últimos días les dieron el permiso de establecerse como iglesia a muchas organizaciones; estas resultaron sectas que solo llegaron a afectar la moral de la población.

En ese sentido, se busca hacer un análisis y una investigación a través de la Secretaría de Justicia, Gobernación y Descentralización también por medio de la Confraternidad Evangélica de Honduras que es el ente autorizado por el Gobierno.

“Nosotros estamos dispuestos a establecer de nuevo una regulación que no dañe el pastoreado; sino que pueda restaurarse y hacer un equipo que requiere los mejores ciudadanos de este país”, arguyó.

Ejemplificó que en Estados Unidos la Iglesia Satánica se aprobó luego de entrar disfrazada como una ONG y eso no se quiere que ocurra en Honduras. Actualmente, en el país hay mas de 30 mil proyectos, es decir, iglesias evangélicas.

Lea también: ¿Pastores evangélicos liderarán partido político? Conoce la nueva propuesta

¿Pastores pretenden volverse políticos?

«La política contamina a la religión», así lo manifestó hace dos meses el reverendo Mario Fumero en una emisora local.

Las declaraciones surgieron a raíz de la controversia y división causada en la comunidad religiosa. Ya se habla de que los líderes de iglesias puedan participar en la política.

Ante esta posibilidad, Fumero dejó clara su postura en contra, admitiendo que lamentablemente hay varios pastores que siempre han buscado la politización de la iglesia.

«No se puede poner un reino dentro de otro; no es posible que se deje carta abierta a las
pretensiones de algunos líderes que quieren alcanzar el poder político”, dijo él.

De igual forma, expuso los ministros religiosos no deben estar comprometidos con ideologías políticas. Según él, porque deben tener dignidad y respeto.