Pasará 15 años en prisión la cadete de la ENAPO por matar a compañero en hotel

684
Cadete
La cadete de policía aceptó haber matado a su compañero de academia Ángel Borbonio Juárez Argueta de 24 años de edad

TEGUCIGALPA-HONDURAS. A 15 años de prisión se le condenó vía Procedimiento Abreviado a la cadete Senia María Ocampos, quién aceptó haber matado a su compañero de academia Ángel Borbonio Juárez Argueta de 24 años de edad, el pasado 24 de junio en una habitación de un hotel capitalino.

En ese sentido, a la cadete de la Anapo, la Fiscalía Especial de Delitos Contra la Vida (FEDCV) la acusó por el delito de asesinato en perjuicio del alférez.

Según la investigación de esa dependencia, la víctima había ingresado al hospedaje junto a la asesina confesa a eso de las cinco de la tarde. Y una hora más tarde salió del lugar, llevando consigo una mochila color negro y vestía un buzo color azul con una camiseta color blanco, extremo que se puedo constatar por cámaras de seguridad.

Luego, testigos en el lugar reportaron que veían salir sangre por debajo de la puerta de la habitación lo que alertó a los empleados del hotel. Tras una serie de diligencias investigativas, a la cadete se le señaló por el Ministerio Público como la autora de la muerte violenta del alférez.

Cabe indicar que ese proceso penal lo conocieron Fiscales de la Sección de Investigación de Muertes cometidas por Miembros de los Cuerpos de Defensa, Seguridad, el Orden Público o Funcionarios del Estado de la FEDCV.

Le puede interesar: A audiencia el militar que mató a joven en Mall Premier: lo acusan de homicidio 

Ángel Juárez estaba muy orgulloso de la institución a la cual pertenecía

El crimen ocurrió el domingo 24 de junio, en la habitación 105 del hotel Iberia del barrio Los Dolores de Tegucigalpa. Ahí se encontró sin vida a Juárez Argueta, alférez de cuarto año de la Academia Nacional de la Policía (ANAPO).

Juárez Argueta era cadete de cuarto año de la ANAPO, mientras que la condenada cursaba su tercer año.

El cadete era muy activo en sus redes sociales y siempre mostraba el orgullo que sentía por la Academia. Asimismo, Ángel Juárez estaba muy orgulloso de la institución a la cual pertenecía.