COMAYAGUA. El recurso de apelación presentado por la defensa de Enmanuel de Jesús Bonilla, conductor ebrio que causó fatal accidente en Comayagua, fue declarado «sin lugar».

Al sujeto se le supone responsable de la muerte de una pareja, así como daños y lesiones a un menor de 7 años de edad. Esto luego de provocar un accidente de tránsito por conducción temeraria en estado de ebriedad.

Con esta resolución, la Corte de Apelaciones confirma el Auto de Formal Procesamiento logrado por el Ministerio Público.

Los hechos fueron calificados bajo la concurrencia de dolo eventual. Como consecuencia, el imputado continuará con la medida cautelar de Prisión Preventiva mientras continúa el proceso en su contra.

Las víctimas mortales de este accidente eran padres del menor lesionado. Ever Alejandro Andara Núñez expiró mientras era atendido en un centro asistencial de Comayagua; mientras que Nancy Levit Guzmán falleció en Tegucigalpa.

En esta causa, la defensa solicitó la revocación de la medida cautelar impuesta al acusado. Según el apoderado legal de Bonilla, no existían méritos para la concurrencia de Dolo Eventual.

No obstante, el análisis y los fundamentos del ente acusador fueron contundente para sostener dicha calificación jurídica de los hechos.

Considerando las circunstancias del hecho y el dictamen de la prueba de alcoholemia que resultó positiva; la Fiscalía presentó Requerimiento Fiscal por los delitos de Homicidio, así como Daños y Lesiones en Concurso Ideal, todo bajo la concurrencia de Dolo Eventual.

Lea también: Muere el único que había sobrevivido tras accidente en Colonia 21 de Octubre

Así ocurrieron los hechos del accidente

Un niño terminó huérfano tras la muerte de dos personas en un fatal accidente vial en Comayagua.
Un niño terminó huérfano tras la muerte de dos personas en un fatal accidente vial en Comayagua.

Salieron de la iglesia y decidieron visitar a unos familiares en la ciudad de Comayagua. En el camino a su hogar fueron embestidos por un loco del volante en la carretera.

Ever Alejandro Ándara Núñez (32) y Nancy Levit Guzmán Centeno (28) dejaron huérfano a su pequeño hijo de siete años; esto tras ser víctimas de un aparatoso accidente de tránsito.

Luego de despedirse de sus parientes en la colonia Betancourth de la ciudad colonial, tomaron el camino hacia su vivienda. Nunca imaginaron lo que sucedería minutos después.

Alrededor de las 10:30 de la noche de un sábado, transitaban a unos 200 metros del desvío al sector conocido como La Coquera; cuando de repente una camioneta embistió violentamente el carro turismo en el que se transportaban.

De acuerdo al reporte de la Dirección Nacional de Vialidad y Transporte (DNVT); la colisión se dio entre una camioneta marca Nissan, con placas PBX 0745 y el vehículo tipo turismo marca Hyundai con placas PCA 1667, conducido por Ever Ándara.

La camioneta era conducida por Enmanuel de Jesús Bonilla Mejía (23), quien según el propio informe de las autoridades policiales, se encontraba bajo los efectos del alcohol.

El análisis en el lugar de los hechos indicó que Bonilla Mejía invadió el carril contrario, provocando el choque frontal con el vehículo turismo en el que viajaba la familia Ándara-Guzmán.