Pareja de pandas logra aparearse gracias a la cuarentena

618
pandas
Desde 2010, una pareja de pandas en Hong Kong buscaba reproducirse. No lo habían logrado, pero parece que será una realidad en tiempos de cuarentena.

REDACCIÓN. Dos pandas de Ocean Park, un zoológico en Hong Kong, se aparearon naturalmente esta semana.

La hembra y el macho, llamados respectivamente Ying Ying y Le Le, venían intentando aparearse sin éxito desde 2010, por lo que contaban con “años de aprendizaje”, de acuerdo al zoológico.

Ocean Park se encuentra cerrado al público debido a la pandemia de coronavirus y la privacidad podría haber influido el comportamiento de los animales.

Michael Boos, director de conservación del zoológico, dijo que todo el personal se encuentra entusiasmado ante un posible panda bebé.

«Las probabilidades de embarazo tras un apareamiento natural son mucho mayores que en el caso de la inseminación artificial”, señaló Boos en un comunicado.

Lea también: México: nace un tigre de bengala y lo llaman Covid

Los pandas tienen 14 años

La temporada de apareamiento de los osos panda va de marzo a mayo, por lo que los veterinarios de Ocean Park venían midiendo los niveles hormonales de Ying Ying.

Ambos animales tienen 14 años. Las hembras panda maduran sexualmente a los 5 años y los machos a los 7.

En 2015, tanto Ying Ying como Le Le habían participado de un programa de inseminación artificial en Wolong en Sichuan, la mayor reserva de pandas en territorio chino. El semen de Le Le fue usado para inseminar varias hembras.

Y Ying Ying llegó a quedar preñada, pero sufrió un aborto espontáneo poco después.
La procreación es notoriamente difícil en el caso de los osos panda, cuya población en estado silvestre se estima en 1.800 individuos.

Las hembras ovulan solo una vez al año en un período muy corto de tiempo, que debe ser detectado rápidamente por el macho.

Los veterinarios de Ocean Park seguirán muy de cerca a Ying Ying en los próximos meses.
La gestación de las hembras panda fluctúa. El embarazo dura en promedio unos cinco meses, pero puede llegar a durar hasta cerca de diez.