Papa Francisco: «El amor nos libra de las cadenas interiores del rencor»

241

Al día siguiente de haber dirigido al mundo un mensaje de paz, el Papa Francisco ha comentado este sábado una vía de salida a la cadena de venganzas, rencores y amargura que atenaza a muchos países y muchas personas.

En el rezo del Ángelus con decenas de miles de personas reunidas en la plaza de San Pedro en la fiesta de san Esteban, el primer mártir cristiano, el Papa ha afirmado que la solución es perdonar, lo cual !nos libra de las cadenas del rencor», y hace «más limpio el mundo».

Perdonar es todavía más difícil en casos extremos, y por eso Francisco invocó la ayuda de la Virgen María para «tantas personas que, como san Esteban, sufren persecución por la fe. Son los mártires de hoy».

Según el Papa, el primer mártir cristiano de la historia imitó a Jesús «perdonando antes de morir lapidado. Esteban es mártir, que quiere decir ‘testigo’ porque se comporta como Jesús, que reza, ama, se entrega, pero sobre todo perdona».

El Santo Padre hizo notar que entre los perdonados por Esteban se encontraba «un joven llamado Saulo, que poco después se convirtió en San Pablo, el gran santo, el Apóstol de los gentiles».

El Papa reconoció que «perdonar es siempre muy difícil», pero invitó con fuerza a hacerlo porque «esta lucha interior para perdonar purifica del mal» y, además, «el amor nos libra de las cadenas interiores del rencor. ¡Es tan feo vivir en el rencor!».

Francisco insistió en que «a través del perdón vencemos el mal con el bien, transformamos el odio en amor, y así hacemos más limpio el mundo».

El obispo de Roma agradeció todos los mensajes de felicitación navideña recibidos en estas semanas, y añadió que «como no puedo responder a cada uno, manifiesto ahora mi agradecimiento, sobre todo por el regalo de la oración».

El Papa presidirá este domingo, Fiesta de la Sagrada Familia, el primero de los actos del Año Santo de la Misericordia que es, precisamente, el Jubileo de las Familias.