Tegucigalpa: Pandilleros asesinados ayer recién habían salido de prisión

722
pandilleros en Tegucigalpa
Cabe mencionar que los pandilleros asesinados ayer en la col. El Pogreso, al momento de su muerte eran acompañados por dos mujeres.

TEGUCIGALPA. De acuerdo a información preliminar de la Policía Nacional de Honduras, los dos supuestos pandilleros del Barrio 18 asesinados la pasada noche del jueves en un sector de la capital, recién habían salido de la cárcel.

Según las autoridades, los dos jóvenes que hasta el momento no han sido identificados por sus familiares, salieron de la Penitencieria Nacional de Támara, Francisco Morazán, en horas de la mañana de ayer jueves.

Los ahora occisos fueron asesinados con saña en los alrededores de la colonia El Progreso de Comayagüela. En la escena del crimen quedaron esparcidos más de 60 casquillos de arma de fuego, de diferentes calibres.

Se dijo por parte de los uniformados que las víctimas aparentan una edad entre 20 y 25 años de edad. Ya que debido a la condición en la que quedaron sus rostros fue difícil identificarlos.

Lea también: Asesinan a arquitecto frente a su hija en Catacamas

Agentes policiales acordonaron la escena.

Móvil del crimen contra pandilleros

Pesquisas en poder de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), señalan que a los presuntos pandilleros les daban seguimiento desde tempranas horas de ayer. Esto, al enterarse que los fallecidos habían salido de guardar prisión.

Acto seguido, se indicó que a eso de las 8: 00 de la noche del jueves, los occisos se trasladaban a bordo de un taxi, en compañía de dos féminas. Mismas que resultaron ilesas en el atentado.

Según información, los fallecidos eran perseguidos por una camioneta, que a la altura de la col. antes mencionada empezó a disparar en contra de los dos supuestos miembros del Barrio 18.

Al escuchar los disparos, uno de los ahora extintos trató de correr; sin embargo, los victimarios le dieron persecución, alcanzándolo metros adelantes. Posteriormente, los tiraron al suelo y descargaron sus poderosas armas de fuegos en contras de los dos jóvenes hondureños.

Cabe mencionar que, la mayoría de los impactos de bala fueron a impactar a la cabeza de los fallecidos. Desintegrando casi por completo el cráneo de los supuestos pandilleros.

Minutos después de haberse cometido el crimen, autoridades policiales llegaron a acordonar la escena del crimen. De igual forma a recabar las evidencias necesarias.

Hasta el momento no se tiene pista de los posibles hechores del dantesco crimen en Tegucigalpa. Por lo que los entes investigadores continuarán con pesquisas del caso.