El Salvador: Pandillero revela plan de matar a ciudadanos por sus apellidos

1963
pandilleros en El Salvador
Imagen referencial.

EL SALVADOR. Presunto delincuente dijo a ElBlog.com que la pandilla Barrio 18, tiene un supuesto plan de asesinar a salvadoreños.

El tipo hizo referencia a todos aquellos que tengan los apellidos Aldana, Rodríguez y González.

El sujeto que se hace llamar Fernando Cruz, comentó que la pandilla tiene en la mira a todas las personas que tengan los apellidos mencionados.

Sin embargo, no quiso detallar en dónde se hará efectiva esta amenaza y cuándo la pondrán en marcha.

“Pongan en su página que mi sangre dieciochera busca a las familias, Aldana, Rodríguez y González. Los vamos a matar y los buscaremos a todos, morirán rápido porque los sacaremos de sus vecindades, los violaremos y mataremos por plata…

Los 18 controlaremos todo El Salvador”, escribió el sujeto en redes sociales a este medio. Al preguntarle en que se basan para elegir estos apellidos, el delincuente no quiso responder y afirmó que es una orden de sus “doggies”, es decir sus jefes.

“Esas órdenes pertenecen de mis jefes doggies, ese ataque será rápido cuando menos se lo esperan”, afirmó.

El sujeto no indicó como harán para identificar a las familias que pretenden atacar.

Página en Facebook.
Página en Facebook.

La Pandilla 18 es una de las juveniles más grandes del hemisferio occidental. Al igual que su rival más conocida, la MS13,  esta tiene células que operan desde Centroamérica hasta Canadá, incluyendo EE.UU

Con miles de miembros a través de cientos de kilómetros, e intereses en diversas actividades ilícitas.

Barrio 18 es una de las más importantes amenazas criminales emergentes en la región.

No obstante, es cuestionable hasta qué punto sus diferentes unidades se coordinan a través de las fronteras, o incluso dentro de una misma ciudad.

Pandilla 18

Barrio 18 apareció por primera vez como una pandilla callejera en Los Ángeles. Aunque algunos remontan sus orígenes a finales de los años 50 el grupo comenzó a tomar su forma actual en los años 70.

Ganó notoriedad por su papel en los disturbios en esa ciudad después de la absolución de los policías que golpearon a conductor afroamericano.

Originalmente, muchas células del grupo, conocidas como «clicas», eran compuestas exclusivamente por los inmigrantes mexicanos.

Sin embargo, cuando otras nacionalidades latinas se unieron a la población inmigrante, Barrio 18 comenzó a reclutar miembros con una variedad de trasfondos.

Hecho que facilitaría la propagación del grupo a otros países, especialmente en Centroamérica.

Los esfuerzos de las autoridades estadounidenses para frenar el crecimiento de la pandilla no han demostrado ser eficaces.

A finales de los 90, el FBI de Estados Unidos detuvo algunos de los principales líderes de Barrio 18.

Sin embargo, esto no perjudicó a la pandilla y le dio una nueva base desde la cual podía ahora operar y reclutar nuevos miembros:

Las prisiones federales. Pese a los esfuerzos por aislar a los líderes de sus contactos en el exterior y de sus compañeros de prisión.

Jefes de Barrio 18 como Francisco Martínez, alias «Puppet», idearon maneras para seguir operando desde la prisión.

Fuente