Presunto pandillero murió durante enfrentamiento con la Policía Militar

331
policía militar
La víctima mortal fue identificada como Yecson Enmanuel Betancourth Barrientos.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La noche de ayer, viernes, la Policía Militar protagonizó un enfrentamiento con dos presuntos pandilleros, en donde pereció uno de ellos producto del fuego cruzado.

Los sujetos se conducían en un carro marca Honda Civic, color negro, el cual tenía reporte de robo. El hecho se registró en cercanías del Estadio Nacional, al costado del Birichiche.

El joven que perdió la vida fue identificado como Yecson Enmanuel Betancourth Barrientos, de 18 años de edad. Asimismo, se conoció que era residente de la colonia Nueva Esperanza de la capital.

Tras ser abatido a disparos fue trasladado a la emergencia del Hospital Escuela Universitario (HEU). Sin embargo, horas más tarde ingresó a la morgue capitalina.

Familiares del ahora occiso retiraron su cuerpo esta mañana para proceder a darle cristiana sepultura. En el suceso también participó otro individuo quien fue detenido por elementos militares. Se desconoce si le seguirán un proceso judicial.

Lea también: Niña menor de 15 años se ahorca con una sábana en Santa Rita, Yoro

Reporte policial

De acuerdo al informe policial, una llamada al 911 reportando el robo de un vehículo alertó a las autoridades. Acto seguido se inició la persecución, pero fue a inmediaciones del Estadio Nacional, en Comayagüela, que empezó la balacera.

El fuego cruzado dio lugar a que los presuntos asaltantes detuvieran el vehículo y se procedió a la detención de uno de ellos, mientras que el otro pereció durante el ataque.

Los sujetos portaban chalecos antibalas, una subametralladora Uzi y una pistola calibre nueve milímetros.

Inicia balacera en el HEU y termina suicidándose

En horas de la madrugada del pasado jueves, un sujeto protagonizó una balacera en el interior del Hospital Escuela y segundos más tarde se suicidó.

En consecuencia, Gerson Adonis Rosales resultó herido con cuatro impactos de bala. Acto seguido y con la misma arma que inició la balacera, el responsable se quitó la vida en un pasillo del citado centro asistencial.

El joven suicida respondía en vida al nombre de Elvin Tomas Hernández, de 29 años de edad, cuyos familiares aseguraron que era depresivo. Además, desmintieron que el ahora occiso ingresó al HEU para ultimar a una fémina que se encontraba interna.