Pandemia del coronavirus dejó 1,4 millones de embarazos no deseados, según la ONU

302
Embarazos en pandemia
La COVID-19 trajo 1,4 millones de embarazos no deseados en los países en desarrollo.

REDACCIÓN. La pandemia de la COVID-19 no solo ha provocado miles de muertes, pérdidas millonarias y daños en la salud mental de la población, también ocasionó que otros problemas que ya tenía el mundo, empeoraran de la mano del confinamiento.

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), que forma parte de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), ha publicado un informe en el que se muestra la cifra de 1,4 millones de embarazos no deseados que se han producido en países en desarrollo durante 2020 debido a la suspensión de los servicios de planificación familiar por la pandemia.

Problema social  

Según el estudio de investigación elaborado por el UNFPA, se realizó un monitoreo en 115 países de escasos recursos. El resultado fue que a causa del cierre de centros de salud por la pandemia, aproximadamente 12 millones de mujeres perdieron el acceso a servicios de control de natalidad y anticonceptivos.

Esta interrupción se debe a que estos países suspendieron este tipo de servicios en centros hospitalarios durante una media de 4 a 6 meses para lidiar con la ola de contagios de COVID-19.

Lea además: Vea cuál es el país más feliz del mundo, según la ONU

Pudo ser peor, dicen expertos  

La directora ejecutiva del UNFPA, Natalia Kanem, dijo que a pesar de la alarmante cifra de embarazos no deseados, «pudo ser peor». Según la experta a principios de la pandemia se estimó que los embarazos provocados por la falta de programación familiar podrían llegar a 44 millones, pero se actuó a tiempo.

«Los embarazos no se detienen por la pandemia o por las crisis. Debemos asegurarnos de que las mujeres y las niñas tengan acceso ininterrumpido a anticonceptivos que salvan vidas y a medicamentos para la salud materna», expresó Kanem.

Para mitigar el impacto, la ONU puso en marcha un nuevo sistema de información que permitía redirigir excedentes de anticonceptivos de unos países a otros en situaciones de urgencia y reforzó su cadena de proveedores.

Asimismo, también se ha trabajado en conjunto con los países para dar asistencia a las mujeres en centros de cuarentena. De la misma forma se busca crear estrategias de comunicación por mensaje de texto y sistemas de transporte para hacer llegar los anticonceptivos.

«La comunidad internacional se unió para mitigar el peor de los casos», concluyó Kanem.

Fuente: Europa Press


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0