PANAMÁ: Investigan y comprueban venta ilegal de vaporizadores en colegios

415
vaporizadores
Registros de muertes por una lesión pulmonar severa asociada al uso de cigarrillos electrónicos en EE.UU subió a 13 en las últimas horas.

REDACCIÓN. Autoridades del Ministerio de Salud (Minsa) de Panamá detectaron la venta ilegal de cigarrillos electrónicos (vaporizadores) en centros educativos de la capital del citado país centroamericano.

Lo anterior, pese a que la actual legislación en dicho país prohíbe la comercialización de los populares dispositivos, sin embargo, permite a la población adquirir los vaporizadores para uso personal, en el extranjero, pero en cantidades limitadas.

Además, la compra se puede hacer a través de las redes sociales o por internet, contrario a lo que pasa en Honduras; aquí la Ley Especial para el Control del Tabaco prohíbe la venta de productos derivados del tabaco (vaporizadores) a través del “internet, entregas por correo o mensajero o cualquier otro medio indirecto de entrega”.

No obstante, la mencionada Ley no prohíbe la comercialización de los cigarrillos electrónicos a nivel nacional, extremo que autoridades del Instituto Hondureño para la Prevención del Alcoholismo, Drogadicción y Farmacodependencia (IHADFA) luchan por cambiar.

Lea también: PELIGROSO: Los cigarrillos electrónicos se venden sin control en Honduras

La investigación

Según relató diario la Prensa de Panamá, las autoridades del Minsa iniciaron una investigación en la capital. Constaron que los cigarrillos electrónicos no solo son utilizados por estudiantes sino que se comercializan entre ellos.

Las declaraciones las atribuyen a Reina Roa, directora de Planificación del Ministerio de Salud, La funcionaria recordó que esa práctica no es permitida en ese país desde el año 2009.

Dicha versión es avalada por el citado medio de comunicación. Estos también se dieron a la tarea de investigar. Concluyeron que un colegio en particular hace uso y vende los dañinos dispositivos.

Autoridades de Educación niegan la versión

Luego de que el Minsa divulgó los resultados de la investigación, representantes de la Dirección Nacional de Psicoeducativo del Ministerio de Educación en Panamá aseguraron no tener reportes de esa práctica en institutos educativos.

En ese sentido, sostuvieron que brindarán charlas educativas de prevención sobre el consumo de Tabaco. Tambien sobre productos derivados de este en los centros educativos.

Le puede interesar: Hondureños inician campaña contra el «vapeo»; Salud se llama al silencio

Sin registro de muertes

Pese a que los vaporizadores se comercializa de forma ilegal en Panamá, a la fecha no hay registro de muertes a causa del vapeo. Así lo confirmó Roa durante una entrevista al medio antes citado.

Extremo contrario sucede en Honduras, en donde las autoridades de Salud ni siquiera manejan un registro de casos relacionados al vapeo.

Es por ello que una vez más queda al descubierto la inoperancia de los principales entes rectores de la Salud en Honduras.

Es importante reiterar que la Ley en Honduras no prohíbe el uso y venta de los cigarrillos electrónicos. Además, las autoridades de Educación no se han pronunciado con ninguna campaña contra el vapeo, tal y como lo propusieron representantes del mismo ente en Panamá.

Como ya se sabe, estos dispositivos se han popularizado de forma más notoria entre los jóvenes. Según expertos, los jóvenes lo hacen para “copiar” una conducta de personajes como cantantes o influencers mundiales.

Por otro lado, adultos, lo adoptaron con la la intención de abandonar el mal hábito de fumar. Este último, es la falsa idea que le venden a los fumadores, ya que aseguran que  es la finalidad con que se crearon los vaporizadores.

Pero lo que pocos conocen, es que los líquidos que se utilizan en un vaporizador están íntimamente ligados a células cancerígenas. Así lo demuestran estudios recientes en los Estados Unidos.

País que mayor número de casos con enfermedades pulmonares registra en los últimos meses; un total de 800 casos para ser exactos.

Autoridades de EE.UU. aseguran que cada caso tienen como denominador común es el uso de cigarrillo electrónico.