Palabras justas para mis amigos en Diario Tiempo

194

Marco Tulio Del Arca

Cuando bebas agua, recuerda la fuente.

Proverbio chino..

Mientras el cambio climático clava sus garras algo me dice que la noche caerá llena de nostalgia sobre los huesos de esta Patria que amamos aun en medio de la contradicción y del descaro . Nuestra Honduras no solo es una lagrima inmensa, es además una hiel en la garganta de un recién nacido. Esta es una nación sin dirección positiva y una canción triste con notas escritas a la orilla del dolor, la hipocresía, la impunidad, y la vil deshonestidad. Aquí predominan los energúmenos, los tarados y aquellos alejados de la bondad, la honradez y la capacidad. ¡Que lastima.¡ Nunca   han permitido que los pensadores a nivel del pueblo y de las causas justas lleguen a levantar las cinco estrellas y menos que hagan temblar a los picaros ,a los vasallos ,a los apátridas , a los pusilánimes y a quienes han respondido como ciegas marionetas a favor de los déspotas   que siguen talando las montañas del alma y los bosques de la honradez. Mientras la incertidumbre aqueja a un cumulo de compatriotas que hoy sufren su incierta   realidad, otros exigen respeto a la honrosa   labor que los une al ambiente de la trasparencia. Piden su   permanencia en un trabajo que obtuvieron hace alguna época en el diario que les ha extendido una oportunidad , relativa proyección y un equitativo servicio para el mantenimiento familiar. Ellos no deben padecer este golpe que no merecen.

Hoy viven un claro dramatismo .Los hemos visto soportar un instante difícil. Con zozobra y desesperación algunos claman porque no se les violen sus derechos, solicitan que se respete la libertad de expresión y que se les otorguen sus prioridades laborales. Es duro, ha de ser duro. Pienso en los empleados, en los hermanos periodistas, en la gente que decentemente   responde a un compromiso , pienso   en que destino esta o estará su problemática si no logran sus limpios objetivos . En eso pienso, también en el daño indirecto a sus padres, esposas e hijos. De igual manera pienso en la repercusión negativa, el desempleo, la pululación internacional y en los distintos espacios que ya son pálidos en el rostro de la Patria.

En consecuencia, este ideal que siempre ha estado a lado de los más perjudicados ,de los menos estimulados y en consonancia con la rectitud , la solidaridad y la justicia, nos manifestamos , esperando que se vuelva trasparente y ágil la situación de los hombres y mujeres que responden al honor, al cumplimiento y a la empatía de sus vínculos con un vocero que hoy es una duda en el esternón de sus   frías esperanzas. Estas letras que no tendrán ,quizá , la tosca aceptación de los estultos ni de los mentecatos predicadores de la envidia ,en voz amplia, serán una satisfacción personal .Soy un poeta tal vez sin importancia para los energúmenos pero con gran acogida en los palcos del verdadero pensamiento.
Estoy donde los astros guardan sus inquietudes y las aves escriben sus ideales bajo sus alas color de lluvia sobre el agua. Mi poesía está al servicio de lo que soy y amo: La humanidad. Nadie debe dudarlo, tengo un verso comprometido con el dolor, la lucha social y la honestidad. Mis hermanos de Diario Tiempo, con quienes hemos librado diversas batallas desde hace muchos años, lo saben, por eso marcho con mis espontáneos principios a la par de sus justos reclamos. Todo lo hago sin esfuerzos, sin mezquindad, sin notoriedad ni poses impropias. Mi identidad es un sello inconfundible. Lo formulo y expreso con solido histrionismo y absoluta dignidad. Yo, al igual que Luther King, también tengo mi sueño: vivir en paz y libertad, pues un hombre sin libertad no es un hombre.